Leyes sobre el Mecenazgo y el Deporte, entre los retos de Rodríguez Uribes

Madrid, 13 ene (EFE).- Sacar adelante una Ley del Mecenazgo, aún pendiente a pesar de ser una propuesta repetida por sucesivos ministros, la creación de una oficina de derechos de autor y, de paso, resolver la situación de la SGAE, y una nueva Ley del Deporte, son temas que están sobre la mesa del titular de Cultura y Deporte.

La Ley del Mecenazgo fue una de las propuestas del ministro saliente, José Guirao, en sus primeros días de gobierno pero también lo había sido del anterior Ejecutivo del PP, una norma que es reclamada desde diversos sectores y cuya necesidad suele ser compartida en los programas electorales de diversas formaciones políticas.

Tanto en el programa cultural que expuso el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso durante el debate de investidura, como el acuerdo de Gobierno del PSOE con Unidas Podemos, se contempla la creación de una Oficina de Derechos de Autoría pública, dependiente del Ministerio de Cultura y Deporte, para optimizar la gestión de los derechos y velar por la protección de la propiedad intelectual.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Porque será esta gestión una de las más acuciantes para José Manuel Rodríguez Uribes, ya que se encontrará aún sin resolver la situación que arrastra la SGAE, la mayor entidad de gestión de derechos de autor de España que ha recibido de Cultura en el último año y medio 13 requerimientos y un apercibimiento, además de una petición a la Audiencia Nacional de una intervención parcial.

Entre las tareas pendientes que este doctor en Derecho valenciano se encontrará encima de la mesa de su despacho está también completar el desarrollo del Estatuto del Artista, aprobado en el Parlamento por unanimidad; aprobar la futura Ley del nuevo Instituto Nacional de las Artes Escénicas (Inaem) y continuar avanzando en una fiscalidad positiva para las industrias culturales.

Un sector que, según prometió Pedro Sánchez en el discurso de investidura, irá aumentando su partida en los Presupuestos Generales del Estado de forma progresiva. Y de la aprobación de los presupuestos está pendiente también la reducción del IVA que grava el libro electrónico, que pasaría del 21% al 4%.

Y el nuevo ministro de Cultura se tendrá que sentar en la mesa con la baronesa Carmen Thyssen para retomar las negociaciones sobre la renovación del préstamo de las obras de su colección.

A esta lista también se suma otro museo, el Prado, a quien el Gobierno tendrá que dotar con una partida específica para llevar a cabo las obras del Salón de Reinos proyectadas por la pinacoteca este año.

Miguel Falomir, el director del Prado, ya ha expresado su deseo de que el nuevo titular de Cultura mantenga el compromiso de su predecesor con esta institución.

En materia de Deportes, la aprobación de una nueva Ley del Deporte que sustituya a la de 1990 será la principal tarea del nuevo ministro.

En febrero de 2019 el Consejo de Ministros aprobó la toma en consideración de un anteproyecto de Ley del Deporte, texto que, una vez presentado, recibió 151 "aportaciones" de organismo deportivos, entes locales y particulares. Un articulado definitivo que cuenta con un amplio consenso, está bastante desarrollado y debería quedar cerrado en esta legislatura.

Rodríguez Uribes llega al cargo a solo seis meses de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020, la principal cita deportiva del calendario internacional. El deporte español contó en 2019 con una partida próxima a los 204 millones de euros, un 5,24 % más que el año anterior, y las federaciones esperan conocer cuanto antes el monto del que dispondrán en este 2020.

El proyecto olímpico Barcelona-Pirineos para los Juegos de Invierno de 2030, 2034 o 2038 es un plan a largo plazo en el que, sin embargo, el Gobierno deberá implicarse desde ya si quiere darle su respaldo.

Otras historias