De la Ligue 1 al estrellato: Claude Makelele

El giro de Cruyff, el penalti 'a lo Panenka', la volea de Papin, el 360 de Maradona o la 'marsellesa' de Zidane...

Aún existiendo esas denominaciones, ninguno de estos grandes del fútbol dieron nombre a una posición como tal. Quizá el extremo a banda cambiada nos evoque a Arjen Robben o a Cristiano Ronaldo. Incluso el 'falso 9' a Lionel Messi o Francesco Totti, que atrasaron su puesto para explotar el espacio.

Pero sí que hay una posición reservada para un jugador en concreto. Un hombre que evoca al centrocampista defensivo más puro: Claude Makelele.

Este término quedó acuñado en la época en la que el internacional francés se convirtió en uno de los 'Galácticos' del Real Madrid. Steve McManaman habló de Makelele como "el centrocampista más importante, pero el menos apreciado en el club".

Claude Makelele Nantes 13091995

El gran Zinedine Zidane fue más allá cuando le preguntaron por la operación de Florentino Pérez para dejar marchar a Makelele y fichar a David Beckham: "¿Por qué poner un nuevo broche de oro en un Bentley cuando estás perdiendo el motor al completo?", dejó en el aire.

Nacido en Kinshasa, la capital del antiguo Zaire y posteriormente conocida como República Democrática del Congo, se mudó a Savigny-le-Temple -una localidad al sudeste de París- cuando era un niño. Llevaba el fútbol en las venas, ya que su padre André-Joseph fue internacional con el Zaire y siempre confió en la carrera de su hijo.

Claude debutó en la Ligue 1 en 1991 después de fichar por el Nantes a los 18 años y acabó por forzar su entrada en el primer equipo dando pasos de gigante y haciéndose con la posición.

"Encontramos una posición que era perfecta para él", dijo Jean-Claude Suaudeau -entonces entrenador y leyenda del Nantes- a Presse Ocean. "No intentaba regates ni últimos pases. Por el contrario, se dedicaba a parar a los rivales. Fue la mejor opción".

Cuatro años después pasó desapercibido en la sala de máquinas del famoso Nantes de Christian Karembeu, Patrice Loko y Benoit Cauet, que impactó al mundo ganando la Ligue 1 del año 1995.

"Ganamos la Liga en 1995 y al año siguiente alcanzamos las semifinales de la Champions League", recordó Makelele para The Guardian.

Claude Makelele Marseille 13121997

"Para un equipo joven y pequeño como el Nantes, jugar aquella semifinal contra la Juventus fue increíble. Perdimos 4-3, fue una aventura preciosa y nos hizo más ambiciosos. Entonces me vi fichando por un grande y ganando títulos".

Con el Mundial en el horizonte, Makelele rechazó las propuestas desde el extranjero para fichar por el Marsella. A la postre se demostró que no fue una buena decisión.

"La presión era enorme y el equipo no estaba bien. Fue una temporada de sufrimiento".

Era una plantilla con Laurent Blanc, William Gallas, Christophe Dugarry y Fabrizio Ravanelli. Quedaron cuartos y el entonces seleccionar francés Aimé Jacquet dejó de lado a Makelele aquel verano.

Después de más de 200 partidos en la Ligue 1, era el momento de cambiar de aires y empezar en un nuevo hogar. Entonces llegó a España de la mano del Celta de Vigo.

"Después del Marsella, volví a apreciar el fútbol en Vigo. Llegué a un club que no conocía de nada, así que fue un poco aventura".

Claude Makelele - Real Madrid

Aquella aventura le vio convertirse en una estrella donde Valery Karpin o Alexandr Mostovoi lideraban un atractivo equipo.

Su gran forma le llevó a fichar por el Real Madrid, donde discretamente se asentó para ganar dos títulos de Liga y la UEFA Champions League de la temporada 2001-02.

Pero Florentino quiso más. Quería glamour y el dinero del marketing. "No tocaba el balón de cabeza y rara vez daba un pase de más de tres metros", justificó ridículamente Florentino su decisión de vender a Makelele al Chelsea.

"Llegarán jugadores más jóvenes que harán olvidar a Makelele", añadió.

Pero Makelele nunca fue olvidado. De hecho, dio nombre a una posición.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines