Lilly Téllez, la polémica senadora que salió de la TV

José RiveroContributor
Foto: CuartoscuroFOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM
Foto: CuartoscuroFOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM

El nombre de la periodista convertida en senadora de la República por el estado de Sonora, Lilly Téllez, se convirtió en tendencia en redes sociales luego de expresar su postura en contra de Evo Morales, tras la renuncia de éste a la presidencia de Bolivia.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador informó que mantendrá su reconocimiento al gobierno de Morales hasta que termine su periodo legal, pues "México no aceptaría un gobierno de carácter militar" y confirmó que dará asilo político al exmandatario boliviano, algo que contrasta con el pensamiento de la legisladora quien se refirió a él como “traidor a la democracia” cuya prioridad es conservar los privilegios del cargo".

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Eso le provocó una lluvia de críticas y hasta pidieron al partido Morena (Movimiento Regeneración Nacional) despedirla de su bancada, al no mostrar una ideología de izquierda. Porque sí, fue el partido de AMLo el que la llevó al Senado como candidata externa.

De hecho, la vida de María Lilly del Carmen Téllez García cambió en 2018 gracias a una llamada telefónica del entonces precandidato a la presidencia, Andrés Manuel López Obrador, quien le dijo que estaba de gira en el sur de Sonora, estado del que la periodista es originaria.

Debido a una encuesta, Morena descubrió que Lilly Téllez contaba con la intención de voto de los sonorenses, así que la invitaron a ser coordinadora del partido en aquel estado, lo que le permitiría postularse como senadora. "Acepté por amor a mi tierra, faltaba más. Es una oportunidad de ayudar en mi estado; la única línea que he seguido es decir con honestidad lo que pienso y así lo seguiré haciendo en mi doble papel", dijo a inicios del año electoral.

No está afiliada al partido, pero es miembro de su fracción. La discrepancia con sus compañeros se notó en marzo de este 2019, cuando Ricardo Monreal, coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, anunció que el tema de la despenalización aborto sería presentado por su bancada. Ella, por su parte, dijo que presentaría una iniciativa para "proteger a todo individuo desde la concepción". Añadió que "una mujer que aborta es una criminal. El aborto es un asesinato y debe castigarse".

Téllez incluso se hizo viral porque quedó grabado el momento en el que reclamó al partido Movimiento Ciudadano por dejar "un trapo verde" en su escaño, lo que haría pensar que ella apoyaba el aborto, pues esa prenda es un símbolo del movimiento internacional de mujeres a favor de la interrupción legal del embarazo.

Hubo críticas, pero también apoyo ante su postura. La periodista estableció que el tema no es cuestión de religiones ni de partidos políticos. "En la bancada de Morena existe diversidad porque es reflejo de la sociedad. Hay inclusión hasta para ciudadanos sin partido, como es mi caso", publicó en Twitter.

Fue la única de su bancada en votar contra la eliminación de la Reforma Educativa, y tampoco apoyó el nombramiento de Paco Ignacio Taibo II como presidente del Fondo de Cultura Económica "por su lenguaje inaceptable". También se ha manifestado contra Nicolás Maduro, de Venezuela (a quien llamó “dictador”, en las redes); y ahora, criticó a Evo Morales, de Bolivia.

El atentado

Lilly Téllez es senadora desde agosto de 2018, pero no tiene experiencia legislativa ni política. Alcanzó la fama como presentadora de noticias en televisión de la cadena TV Azteca desde los años noventa, aunque ya tenía ocho años de experiencia más.

Y es que nunca pensó dedicarse a la comunicación, pero desde adolescente consiguió trabajo como guionista en la televisora local de Hermosillo, Sonora, para el canal 6. Presentó los horóscopos en un programa dedicado a las mujeres, pero destacó pronto como periodista. Renunció de aquella televisora luego de presentar un reportaje que señalaba a autoridades de su estado como responsables de uso de pesticidas en el campo.

Entonces, decidió buscar nuevas oportunidades y llegó a la recién creada TV Azteca para pedir una audición. Inició junto a Pablo Latapí en el noticiario 'A primera hora' y desde entonces se convirtió en un rostro conocido de la empresa.

Su nombre se convirtió en noticia en el año 2000, cuando al terminar la emisión de 'Hechos 7' del 13 de junio, salió rumbo a su casa. Pero a pocos metros de TV Azteca, tres hombres dispararon contra su auto en al menos 20 ocasiones. Su chofer y dos guardaespaldas resultaron heridos y ella quedó ilesa.

Minutos antes del atentado en su contra, había presentado una pieza periodística contra el ex procurador capitalino Samuel del Villar, por su proceder en el asesinato del presentador Paco Stanley, ocurrida un año antes. Tras los disparos, decidió volver a pie a TV Azteca y, en vivo, durante el noticiario de Javier Alatorre, narró lo que le había ocurrido. Después resolvió regresar a Sonora para luego refugiarse en un monasterio en Arizona, aunque su pasión por el periodismo la hizo volver al ojo público.

Su enfoque periodístico la llevó a tener programas de investigación sobre corrupción y crimen organizado. Ya en el sexenio de Enrique Peña Nieto, durante una entrevista con el entonces presidente, fue criticada porque supuestamente ‘coqueteó’ con el priísta.

Ocurrió durante el programa 'Conversaciones a fondo', donde la presentadora cuestionaba al mandatario sobre la Reforma Energética. Su lenguaje corporal y sonrisa mientras lo escuchaba bastó para ser blanco de burlas, críticas y memes.

Otras historias