Lionel Messi y las estrellas del fútbol europeo deberían manifestarse en contra de la Superliga europea

Franco Formoso
·2 min de lectura

La Superliga europea es un disparate y las estrellas del fútbol europeo deben ponerse en contra de la creación de la nueva competición. Quedarán fuera de órbita por un capricho. No deben adecuarse a los intereses de sus instituciones, deben hacerse valer por sí mismos.

No se entiende como a 12 clubes de los más importantes del mundo se les ha ocurrido generar una liga en la que sólo ellos participan y por la cual obtendrán mayores réditos económicos de los que ya tienen.

Es hora de que los intérpretes, los jugadores que integran las plantillas de estos clubes, entre ellos Lionel Messi, salgan a hablar y se manifiesten en contra de este bochorno. FIFA ya tiene medidas definidas en caso de que la Superliga continúe. Los jugadores de las instituciones participantes quedarán excluidos del Mundial (por ejemplo).

¿Se imaginan Qatar 2022 sin Lionel Messi? ¿Sin Cristiano Ronaldo? ¿Sin ninguno de los cracks que animan a los futboleros del planeta entero. Es el último torneo internacional a nivel selecciones en el que probablemente toda esta camada de importantes futbolistas participe. Y quedarían fuera del mismo por un capricho de las escuadras a las cuales representan.

Es momento de alzar la voz, de demostrar que los futbolistas no sólo son parte de un plantel comandado por un técnico y que no precisamente tienen que estar de acuerdo con todas las directivas que se toman desde una oficina en la que sólo interesan motivos económicos. Messi ya lo hizo una vez con Bartomeu, puede hacerlo de nuevo esta vez.

Si los cracks se ponen en contra de la Superliga, la misma perderá valor. Ese mismo valor por el que la están creando y por el que ya ven en el futuro muchísimos billetes ingresando a los bolsillos de los dirigentes. De una buena vez, que prevalezca el fútbol y que el mismo no se transforme en un negocio absoluto.