Liverpool, acostumbrado a los goles sobre el final

·2 min de lectura

Cabezazo, rebote por aquí y rebote por allá. La pelota no bajaba más y parecía cámara lenta, pero ahí estuvo Fábio Carvalho para sacarse una volea en altura debajo del arco que mandó la pelota al fondo de la red.

Así fue como Liverpool consiguió un triunfo de manera agónica por 2-1 frente a Newcastle en Anfield por la quinta jornada de la Premier League. Sin embargo, esto no es algo inusual para los Reds.

Y es que, de acuerdo a data de Opta, el conjunto de Merseyside marcó con esta su anotación número 40 en el minuto 90 por la liga inglesa, la mayor cantidad de cualquier otro club en la historia de la competición.

Una de sus víctimas preferidas en este sentido parecen ser las Urracas, a las que los gigantes de Inglaterra le hicieron su tercer tanto en el tiempo cumplido, siendo este el primero desde marzo de 1997. Newcastle no sufrió más goles en los 90 minutos ante ningún otro equipo en el torneo local.

Siendo específicamente a los 97:09 que llegó la anotación, el más tardío de la institución desde el que marcaron en abril del 2011 frente a Arsenal a los 101:48, Fábio Carvalho también puso su nombre en la historia como el más joven en marcar en el agregado para Liverpool en la Premier con 20 años y apenas un día, superando los 20 años y 3 días de Robbie Fowler cuando anotó contra Arsenal en abril de 1995.

Es así como los Reds se salvaron de una nueva caída o al menos de dejar puntos en el camino otra vez en el comienzo de esta liga inglesa que apenas lleva cinco jornadas, pero ya lo tiene a siete puntos del líder Arsenal.

Foto: Getty Images