Liverpool venció al City en un partido apasionante para ser el primer finalista

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·2 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

Liverpool derrotó 3-2 a Manchester City en Wembley para convertirse en el primer finalista de la FA Cup. Ibrahima Konaté abrió el marcador y Sadio Mané anotó un doblete, mientras que Jack Grealish y Bernardo Silva descontaron.

El equipo de Jurgen Klopp mostró una gran intensidad desde el comienzo del partido, no dejó jugar al líder de la Premier League y se puso en ventaja rápidamente con un cabezazo de Konaté tras un tiro de esquina ejecutado por Andrew Robertson desde la izquierda.

Los dirigidos por Pep Guardiola acusaron el golpe, no pudieron reaccionar a tiempo y los Reds aprovecharon para conseguir el 2-0. Zackary Steffen tuvo el balón en sus pies durante demasiado tiempo y Mané lo sorprendió tirándose al suelo para empujar la pelota hacia el fondo de la red.

El cuadro de Anfield sostuvo el control del encuentro durante toda la primera mitad, Alisson no sufrió sobresaltos y antes del descanso llegó el tercer por parte del senegalés con una volea desde el borde del área tras una gran jugada colectiva y una asistencia de Thiago Alcántara.

Gabriel Jesus protagonizó una buena jugada en el inicio del segundo tiempo y habilitó a Grealish para conseguir el descuento que le dio esperanzas al City. El brasileño también tuvo la chance de convertir el segundo en un mano a mano con su compatriota Alisson, pero el portero ganó la pulseada. Silva aprovechó un rebote para volver a descontar sobre el final, pero no alcanzó para evitar la derrota.

A la escuadra de Mánchester le pasó factura el cansancio por el gran esfuerzo que hizo en la serie de cuartos de final de la Champions League contra Atlético de Madrid, no pudo contar con jugadores importantes como Ederson, Kevin De Bruyne e İlkay Gündoğan, quienes ocuparon un lugar en el banco de suplentes, y se despidió de la posibilidad de alzar el trofeo más antiguo del fútbol mundial.

Al contrario, Liverpool tuvo una serie menos exigente contra Benfica en la Champions, llegó con más energía al duelo de este sábado y consiguió una importante victoria para esperar en la final de la FA Cup por Chelsea o Crystal Palace, que se medirán el domingo.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente