¿CÓMO LLEGA? | El Nápoli debe superar su reciente irregularidad para dar el gran golpe ante el Barcelona

·3 min de lectura

Las campanas de la Champions League empiezan a resonar en Nápoles. El equipo italiano aún tiene que disputar la última jornada de la Serie A, pero con la Europa League más que asegurada y sin opciones de meterse entre los cuatro primeros su mirada está cada vez más centrada en la eliminatoria ante el FC Barcelona. El empate de la ida, 1-1 en San Paolo, no es suficiente para los de Gattusso que quieren hacer historia y clasificarse para los cuartos de final.


El conjunto napolitano volvió del parón por Coronavirus a un gran nivel hasta que el Atalanta se cruzó en su camino y se quedaron sin opciones de clasificarse para la próxima edición de la Champions. Pero su final de temporada está siendo discreto, sus últimos cinco partidos dejan un balance de dos victorias, un empate y dos derrotas. Aún así, el Barcelona no debe confiarse por los resultados.

El Nápoles es un equipo al que no le quema el balón en los pies y que no tiene inconveniente en hacerse con el control del juego y llevar el ritmo del partido. Eso provoca que tenga numerosas ocasiones pero a la hora de rematar es precisamente donde estamos viendo su principal debilidad. Insigne, Milik y Mertens tienen la pólvora mojada y el equipo desperdicia muchas ocasiones, una circunstancia que ante el Barcelona no se pueden permitir. Los azulgranas saldrán a dominar el partido y no conceden muchas ocasiones. Si el Nápoles no consigue aprovechar esas ocasiones el Barcelona puede dar por bueno el 1-1 de la ida.


El Nápoles quiere dar la sorpresa y eliminar al Barcelona
El Nápoles quiere dar la sorpresa y eliminar al Barcelona

Y si en el área rival no tienen fortuna, en la suya tampoco. El Nápoles no es un equipo que suela sufrir en los partidos pero las ocasiones que concede suelen acabar en gol. Y es que desde que en la Serie A se quedaron sin un objetivo por el que luchar sufren periodos de desconexión en los partidos y les falta ese punto de agresividad que tienen los jugadores y los equipos cuando hay algo en juego. Quizá la posibilidad de pasar a cuartos de final sea una motivación suficiente para que los jugadores recuperen la tensión. Aún así el Barcelona no debe fiarse del Nápoles ya que, salvo contratiempo de última hora, llegará al Camp Nou con la plantilla al completo. La única duda es Kostas Manolas, un viejo conocido de las pesadillas de los barcelonistas.


La mayor ventaja que tiene el Nápoles es que el equipo llegará más rodado ya que LaLiga Santander finalizó el día 19 y el Barcelona llegará con casi tres semanas de parón sin competir. Los pronósticos y las estadísticas están del lado del Barcelona y en principio no tendría que tener problemas para pasar a cuartos. El Nápoles tiene sus opciones pero si consigue dar la campanada será más por los fallos del rival que por los aciertos que puedan tener. Si el el equipo italiano cree que puede pasar y sale convencido de ello serán un duro rival, de lo contrario el Barcelona impondrá su ley.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!


Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente