La llegada de Quique Setién marca la gran oportunidad de Frenkie de Jong

Yahoo Deportes
Frenkie de Jong aguanta la presión de hasta dos futbolistas del Borussia Dortmund, esta temporada. (Foto by Quality Sport Images/Getty Images)
Frenkie de Jong aguanta la presión de hasta dos futbolistas del Borussia Dortmund, esta temporada. (Foto by Quality Sport Images/Getty Images)

Cuando el Barça acometió el fichaje de Frenkie de Jong, la intención del club azulgrana era elevar su techo competitivo al contratar uno de los mayores talentos emergentes del mundo. Avanzar hacia una remodelación de estructura y, con ello, acercarse a la fórmula original. Sin embargo y pese a que ha sido de los jugadores más regulares en lo que va de temporada, su impacto en el juego se ha visto mermardo por la inconcreción de un proyecto que arrancó su tercera temporada sin la energía suficiente para evolucionar. Ahora, como de Jong, Quique Setién ha aterrizado en el Camp Nou para construir un nuevo Barça y curiosamente, quien más se podría beneficiar es el neerlandés.

La pregunta aparece como un resorte. ¿Por qué Frenkie de Jong? Bien. Al analizar la trayectoria de Quique Setién en el Betis es fácil trazar una analogía con un futbolista extraordinariamente talentoso al que el técnico cántabro hizo la pieza esencial de su proyecto, el eje sobre el que giraba su equipo y, en definitiva, la bisagra que permitía funcionar al resto: Fabián Ruiz.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Es cierto que hemos visto momentos notables de juego del neerlandés y destellos de lo que puede llegar a aportar al club azulgrana, pero le ha faltado mandar y mostrar su mejor nivel. La sensación que transmite su juego es que el mejor de Jong aún está por llegar y para ello, deberá expresarse a través a lo largo y ancho del carril central y tener, por fin, tanto un rol definido como la libertad necesaria para dar rienda suelta a su fútbol. Un hecho que aumentaría las posibilidades culés y agigantaría su agresividad con balón.

Como interior clave en salida de balón, Setién tratará de conseguir generar superioridades en la construcción de la fase ofensiva a través de superar numéricamente al contrario. Para ello, es muy posible que Frenkie de Jong sea escogido para encargarse de bajar un escalón entre central y lateral con la intención de arrastrar rivales y desarbolar la presión rival; no solo con el pase, sino mediante la conducción. Un recurso que, De Jong a parte, nadie más posee en el centro del campo azulgrana.

De este modo, Quique Setién volvería a dotar de la libertad suficiente a un talento que, a falta de ensamblaje colectivo, ha dejado muestras de una extraordinaria brillantez para marcar la diferencia en contextos que no le han brindado la libertad que su fútbol demanda, viéndose, incluso, pinchado en una banda.

Una idea que, si bien con Ernesto Valverde se repitió en múltiples ocasiones, con el técnico cántabro, debería verse arrinconada como última solución. Así, Setién apostaría por arrebatar el balón al rival con De Jong como motor, siempre en continuo contacto con el esférico, ya que la capacidad que posee el joven neerlandés para aguantar los envites del rival cuando salta a presionar y de eliminar contrarios es una característica que necesitaba obtener la plantilla este verano. Por ello su fichaje fue recibido con tanta expectación.

Con ello, es relativamente sencillo imaginar que Quique Setién tratará de potenciar al máximo el atrevimiento de un futbolista único por características, perfil y personalidad para que, cuando la jugada lo pida y el rival lo tema, el neerlandés aproveche para superar líneas de presión rival a través de su poderosa conducción de balón y desborde.

Probablemente, muchas veces veamos al ex del Ajax de Amsterdam retrasar su posición para agilizar la salida de balón. De este modo, se espera que el neerlandés dé un paso hacia delante como gestor del juego de la mano de un entrenador que, en lugar de huir del riesgo, lo abraza. El final de la etapa Valverde y el inicio de la de Quique Setién marca un nuevo comienzo para el club, pero sobre todo, para Frenkie de Jong.

Más historias que te pueden interesar:

 


Otras historias