El fútbol pesa más que el coronavirus: Logroño sale a la calle a celebrar el ascenso del Logroñés

Borja González
·2 min de lectura
Imágenes de la celebración del ascenso de la afición del Logroñés (Foto: Twitter/@Saenzmaikel/@eme_vt)
Imágenes de la celebración del ascenso de la afición del Logroñés (Foto: Twitter/@Saenzmaikel/@eme_vt)

A veces da la sensación de que el covid-19 no nos ha azotado lo suficiente. Nos sentimos impotentes ante ciertas imágenes de celebración de quienes anteponen el fútbol a la salud de todos. Esta vez ha tocado en Logroño, con el ascenso del equipo a la Liga Smartbank, la segunda división del fútbol español.

La irresponsabilidad ha manchado la gesta de un club que llevaba años intentando volver a tener visibilidad. Lo lograba tras un partido épico, con prórroga, penaltis y con un hombre menos sobre el césped. Merecía un festejo, sin duda, pero no de la manera en que se ha dado, sino un festejo de ejemplaridad.

Ha ocurrido todo lo contrario. La frase que dice que “el ser humano no tiene memoria” no tiene ni tan siquiera un pellizco de mentira. Las miles de muertes, los infectados, los traumas que está dejando la lucha de todos contra un virus que ha paralizado durante meses el país, dejando a muchas familias en situaciones angustiosas... ¿Quién se acuerda ya de ellos si mi equipo ha ascendido de categoría?

Eso debieron de pensar ayer los seguidores del Logroñés que, en vez de tomar como ejemplo a la afición del Real Madrid, que se abstuvo de masificar la fuente de la Cibeles para celebrar el título de Liga, tiraron por el camino de los hinchas del Cádiz, que dejaron una mancha enorme es su historial abarrotando las calles de la ciudad por el ascenso a primera división. Pues bien, esto ha sido lo que ha ocurrido en Logroño:

Y todo esto en medio de varios focos de contagio activos en La Rioja. Hace cinco días saltó al alarma con, especiamente, dos brotes que dejaban 24 contagiados. El viernes se detectó otro, el último, llegado desde Aragón, de otra fiesta, con seis infectados en la capital de la provincia. No aprendemos.