Los logros que llevaron a Manu Ginóbili al Salón de la Fama

·2 min de lectura

Este sábado 10 de septiembre  Emanuel David Ginóbili ingresará oficialmente al Salón de la Fama del básquetbol. Es el primer argentino y apenas el tercer latinoamericano que lo consigue en toda la historia; se une a los brasileños Oscar Schmidt y Ubiratan Pereira.

Para ser elegido, el homenajeado tiene que llevar al menos cuatro años retirado. El bahiense cerró su carrera profesional como jugador con San Antonio en 2018, es decir, fue seleccionado en su primer año de elegibilidad, un detalle para nada menor.

No sólo se tiene en cuenta lo hecho en la NBA, sino también lo producido en el básquet internacional, por lo que a Manu le sobraban argumentos para tener su nombre estampado en el Naismith Memorial de Springfield, Massachusetts.

Con los Spurs obtuvo cuatro anillos (2003, 2005, 2007 y 2014), fue elegido mejor sexto hombre en 2008, dos veces All-Star (2005 y 2011) y conformó junto a Tony Parker y Tim Duncan el trío más ganador en la historia de la liga norteamericana (575 victorias en temporada regular y 126 en playoffs).

Por otra parte, representando a la Selección argentina , fue campeón olímpico y jugador más valioso de la final en Atenas 2004 . También fue medallista de bronce en Beijing 2008 y subcampeón mundial en Indianápolis 2002. Tanto la 5 que usó con la Albiceleste como la 20 que llevó en San Antonio fueron retiradas por ambos equipos.

Además, antes de dar el salto a la mejor liga de básquet del planeta, Ginóbili conquistó Europa: fue campeón y MVP de las finales de la Euroliga 2001 con Kinder Bolonia . Manu y el estadounidense Bill Bradley son los únicos dos jugadores en salir campeón en la NBA, en la Euroliga y en los Juegos Olímpicos. En definitiva, al escolta le sobraban argumentos para entrar al Salón de la Fama.

manuu
manuu

Foto: Getty Images