Lorenzo puede ayudar a Rossi a seguir corriendo hasta los 43

Germán Garcia Casanova
Lorenzo puede ayudar a Rossi a seguir corriendo hasta los 43
Lorenzo puede ayudar a Rossi a seguir corriendo hasta los 43

Desde que regresó en 2013 a Yamaha tras su mal paso por Ducati, Valentino Rossi compartió el box del equipo japonés con Jorge Lorenzo durante cuatro temporadas. En ellas, el italiano ganó un total de nueve carreras, conquistando el subcampeonato mundial tres veces consecutivas [2014-2016] y sumando, nada más y nada menos, que un total de 44 podios.

Con la marcha del mallorquín los números de Yamaha, y sobre todo los de Valentino, han bajado ostensiblemente y solo ha logrado una victoria en tres cursos, la de Assen 2017, con un total de 13 podios, terminando este año 7º del campeonato, igualando su peor clasificación en la categoría reina, que fue en 2011, su primer año con Ducati.

Pese a que estos números indican un claro declive del nueve veces campeón del mundo, Rossi sigue confiando en una reacción que le permita extender su vida deportiva con un nuevo contrato más allá de 2020.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

“El año próximo será crucial”, indicó Rossi el pasado fin de semana en Abu Dhabi, donde disputó, con éxito, las 12 Horas del Golfo al volante de un Ferrari 488 GT3.

“Al final de 2020 se me acaba el contrato, por lo que desafortunadamente tendré que decidir pronto qué hacer, si continuar o no”, subrayó el italiano.


Il dottore
 es consciente de que más allá de sus sensaciones y de cómo se sienta físicamente, deberá tener la certeza de estar luchando por podios.Rossi quiere renovar, quiere seguir más allá de 2020 y firmar un contrato hasta final de 2022, cuando tenga 43 años. Es su decisión, pero sabe que necesita el aval de algunos buenos resultados para no colocar a Yamaha en una situación incómoda, algo en lo que coincide el ex piloto y antiguo ‘coach’ de Rossi, Luca Cadalora.

“Valentino tiene todo el deseo de continuar incluso después de 2020, pero para ello deberá hacerlo bien desde principio de temporada”.

“Lógicamente la decisión de seguir o no dependerá mucho de los resultados”, admitió el #46.

“Hemos hecho cambios en el equipo, veremos si somos capaces de ser más competitivos y rápidos. Para renovar deberemos ser más fuertes de lo que lo hemos sido este año. Si no lo somos, mejor no renovar”, añadió.

Lorenzo, al rescate

Y si el deseo de Rossi es renovar, el de Yamaha es que continúe, de ahí que esté trabajando para poder ofrecer a su estrella las herramientas que le permitan conseguir esos resultados.

La última maniobra de la escudería que dirige Lin Jarvis ha sido, nada menos, que pedirle a Jorge Lorenzo, quien anunció su retirada como piloto en activo el pasado mes de noviembre, que se convierta en probador de la marca, tal y como adelantó Motorsport.com.

“Si [Lorenzo] se volviese a subir a la M1 iría fuerte. El problema es que quiere mucho dinero y para Yamaha es un poco difícil (risas). Me encantaría tener a Lorenzo como probador porque es un piloto muy rápido y podría ayudarnos”, dijo Rossi en Valencia 24 horas después de conocerse la noticia de la retirada.

¿Aceptará la propuesta?:

La decisión de Lorenzo, que se conocerá en enero, no garantiza, evidentemente, que la M1 vuelva a ser una moto ganadora, ni a corto ni a medio plazo, pero sin duda será una gran motivación para los pilotos de la marca y para los ingenieros en Japón. Y un argumento tangible para que Valentino y Yamaha piensen que los buenos tiempos pueden volver al box azul, justificando la renovación de la leyenda de Tavullia.Muchos lo interpretaron como una broma del italiano, pero era un mensaje, claro y rotundo, que Yamaha captó inmediatamente, poniéndose a trabajar.

 

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias