Los extremos a los que llegan los influencers con tal de obtener una foto que les dé miles de likes

Rodrigo Neria CanoRodrigo Neria
Yahoo Noticias
Capturas de video <a href="https://www.instagram.com/influencersinthewild/" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:Instagram vía @influencersinthewild" class="link rapid-noclick-resp"> Instagram vía @influencersinthewild</a>
Capturas de video Instagram vía @influencersinthewild

Las fotos con las que los influencers obtienen miles de likes tienen un costo enorme y no solo en lo económico. Para lograr lo que ellos hacen se necesitan teléfonos de gama alta o equipos fotográficos profesionales. Y a veces, dejar un poco de lado su dignidad y poner en riesgo su vida.

Para demostrar lo anterior, hace un mes alguien creo la cuenta de Instagram @influencersinthewild en la que se publican videos capturados casi a escondidas de las situaciones a las que se ven orilladas esas personas para obtener una foto.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Este perfil de Instagram demuestra que la moda por las fotos para redes sociales parece contagiosa:

Porque una buena foto vale lo que sea.

Incluso hay quienes arriesgan la vida con tal de obtener esa postal que seguro acumulará miles de likes.

Y claro esas grandes fotografías también generan daño colateral, almas inocentes que pagan por algo que ellos no pidieron.

Aunque estos videos resultan graciosos, son muestra de una problemática que parece no tener freno: la adicción a los likes.

Según reporta el New York Times, en una investigación realizada en el 2016 por la Universidad de California en Los Ángeles en la que varios jóvenes fueron expuestos a los estímulos de los likes en las redes sociales, se dieron cuenta que cuando veían fotos con más reacciones positivas se registraba una mayor actividad en regiones del cerebro relacionadas con la recompensa, la cognición social, la imitación y la atención.

La investigadora Lauren Sherman explicó que “los likes están funcionando posiblemente como una pista social, orientando a los adolescentes hacia lo genial o socialmente apropiado”, algo que a la larga podría generar presión social.

Otro factor de riesgo es que cada like produce una pequeña ración de euforia que genera dopamina, la cual se puede llegar a convertir en adictiva.

“En el pasado, los adolescentes formaban sus propios juicios en base a cómo respondían las personas de su alrededor, pero cuando se trata de likes, no hay ambigüedad”, explicó Sherman.

 También te puede interesar:

“Ya se habló mucho sobre feminicidios”, la actitud de un reportero en la mañanera de AMLO que causa indignación

Nadie quiso ser su pareja para un concurso de San Valentín; llegó su maestra y arrasó con los votos

La noticia falsa sobre 'Disneyland Querétaro' que hizo que los mexicanos saltaran de alegría

Otras historias