Los horarios de la Liga y un enfado madridista más que justificado

Yahoo Deportes

Hay cierto malestar en el Real Madrid, según informa el diario Marca, con respecto a los horarios que le está poniendo la Liga al conjunto blanco en este reinicio del campeonato. Jugar a las 22 horas todos los días (cuatro jornadas consecutivas, al menos) no gusta a los jugadores, que consideran que no tienen así el suficiente descanso para el siguiente partido al acabar tan tarde, especialmente cuando le toca jugar fuera de casa como en San Sebastián.

Es una queja algo extraña, pues no hay demasiada variación con respecto a lo que le toca a su gran rival por el título, el Barça. Los azulgrana también van a jugar cuatro de los cinco primeros partidos a las diez de la noche, por mucho que el último de ellos, ante el Celta, vaya a ser en horario de tarde, a las cinco.

La queja, por lo tanto, debería ir en otra dirección. Para empezar, en que en absolutamente todas las jornadas, en las cinco que ya se conocen, va a jugar el Barça por delante del Real Madrid, algo que históricamente se ha considerado una gran ventaja. Los culés meten una presión añadida a su rival y no al revés, tema que tiene su importancia.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio
Zinedine Zidane, Marcelo (L), Carlos Casemiro (2ndL) and Luka Modric (R) durante el partido ante el Eibar. (Foto: Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images)
Zinedine Zidane, Marcelo (L), Carlos Casemiro (2ndL) and Luka Modric (R) durante el partido ante el Eibar. (Foto: Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images)

Pero sobre todo está el asunto del descanso. El calendario liguero elaborado por Javier Tebas ha 'deparado' (entre comillas, por supuesto, el azar no suele existir en estos menesteres) que el Real Madrid tenga como norma menos descanso que su rival, como sucederá ante Valencia y Mallorca, con dos días menos de descanso. Así sucedió también cuando afrontó el pasado clásico con casi dos días menos de reposo. ¿Y el Barça? Algo menos descanso contra el Sevilla, y más contra el Athletic y el Celta.

Ya saben que quien no llora no mama, y parece que en el Madrid optan por filtrar el malestar a la prensa antes que por quejas constantes al estilo de Quique Setién, que un día se queja de que les perjudica la norma de los cinco campos, otro alega que hubieran necesitado una semana más de entrenamientos, al siguiente que el calor no les va a venir nada bien y, en la línea del Madrid, que no les viene bien acostarse muy tarde con aquello de jugar a las diez de la noche.

De momento, lo único cierto es que parece que la situación del conjunto blanco no es sencilla. Que el Barça pinche en esta nueva normalidad del fútbol no se antoja nada sencillo, los azulgranas flaqueaban en exceso fuera de caso, el factor campo hace años que les condiciona en exceso. Le ha pasado tres años seguidos en Europa (Turín, Roma y Liverpool) y le sucede con mucha frecuencia también en España. Sin público, ese presión del equipo local desaparece.

Al Madrid le toca esperar y cumplir con su papel, que es el de meter presión… a posteriori. Es el calendario elaborado por Tebas.

Otras historias que te pueden interesar:

Otras historias