Los olvidados del Balón de Oro

Casemiro / Goal.com

Vaya por delante que el Balón de Oro es un premio un tanto sinsentido a mi entender.

Meter en el mismo cesto a 30 jugadores que juegan en distintas ligas y distintas posiciones, escogidos sin un criterio conocido públicamente por los corresponsales de France Football, y decirle a los delegados periodísticos de 173 países que elijan a un ganador sin ningún tipo de guía sobre como enjuiciar a los finalistas, parece una receta para el caos total. Y así es.

Lo que no cambia es el debate anual sobre quien está y quien no está. Porque obviamente en el mundo puede llegar a haber seis mil millones de directores técnicos, cada uno de nosotros con una concepción del fútbol diametralmente diferente a la de nuestro vecino, además de un baremo totalitario a la hora de decir lo que significa “ser el mejor”.

Y como France Football (o la FIFA en el premio The Best, desde el año pasado separado del Balón de Oro tras los seis años de prueba en que se juntaron) no sugiere qué parámetros deben regir ni la elección de los finalistas, ni los tres integrantes del podio, pues cada delegado acaba tirando hacia donde le guía su estomago en el momento de votar.

Nadie duda que entre Ronaldo y Messi, como todos los años de la última década, se van a repartir el percal. De haber ganado la Juventus la Champions League, Gianluigi Buffon hubiera tenido casi todas las papeletas de llevarse el trofeo –por edad, trayectoria, y por la hombrada que hubiera supuesto ser el capitán eterno de una Juve celebrando un triplete histórico–, pero tras la actuación de Cardiff de la Vecchia Signora el italiano seguramente no logre estar ni entre los tres premiados finales.

Pero no me gustaría empezar un debate sobre quién debería ganar y quién no, pues prefiero enfocar la cuestión en los jugadores que se han quedado fuera de la lista de manera injusta.

Como para entrar antes hay que dejar salir, comenzaré por los nombres que a mí me sobran de la lista. Basándome tan sólo en los logros conseguidos por cada uno de los jugadores en la lista con sus respectivos clubes, me parece que Mats Hummels, N’Golo Kanté, Jan Oblak, Dries Mertens, Sadio Mané y Philippe Coutinho podrían haberse quedado perfectamente fuera de la lista y nadie hubiera puesto el grito en el cielo. El número total de títulos conseguidos por estos jugadores es de tres, los dos en Alemania de Hummels y la Premier League de Kanté con el Chelsea. Después, nada, un vacío terrible.

Casualmente, el alemán y el francés son los dos nombres que a mi me chirrían más. Es difícil entender que si hay algún jugador del Bayern de Munich más allá de Robert Lewandoski este año, el elegido no sea Arturo Vidal. Incluso Arjen Robben o David Alaba parecerían más apropiados que el ex central del Borussia Dortmund. Lo mismo ocurre con Kanté. Su aportación en la Euro 2016 fue esencial para Francia, como lo fue su concurso en el Leicester. Sin embargo su primer año en el Chelsea ha sido correcto, pero poco más. Ganó la Liga, sí, pero parece que jugadores como Diego Costa, Courtois, Willian, Matic o Cahill podrían haber ocupado el lugar del francés en representación del campeón inglés sin problema alguno.

En el apartado de los jugadores que “sobran”, también podríamos incluir a Karim Benzema, pues aunque le avala el doblete de su equipo, e incluso la maravillosa jugada con la cual asistió a Isco en semis de la Champions cuando su equipo se acercaba al precipicio de la eliminación, su año fue completamente irregular y su aportación a las victorias finales del Real Madrid en Liga y Champions bastante testimonial. Sin pararnos a analizar su situación con Francia, obviamente.

No pretendo convertir esto en un ejercicio de las sillas musicales, porque creo que no me compete. Es decir, no pienso rebuscar a siete jugadores mejores que los que acabo de mencionar, porque seguramente caería en el mismo error del cual critico a los corresponsales de France Football: que a partir de los top 10 hay que rellenar y como no hay regla alguna marcada, todo vale. Pero sí me gustaría recalcar las omisiones que, a mi parecer, se presentan como las más sangrantes de la lista.

Cuatro nombres que se han quedado fuera de la lista sorpresivamente

Por un lado, Dani Carvajal. Sin dudas el mejor dos del momento en Europa y seguramente en el mundo, con el permiso de Dani Alves. El de Leganés fue un motor constante para el Real Madrid, que encontró en el menudo lateral la velocidad, la explosión, la fuerza y el sosiego que no le brindaron los 40 millones que costó Danilo. Dani hizo una temporada para enmarcar, la cual finiquitó con broche de oro en Cardiff, con una asistencia y un concurso espectacular de cabo a rabo.

Dani Alves es justamente otro de los olvidados. El brasileño tuvo seis meses muy pobres en su llegada a la Juve, pero a partir de enero se puso las pilas y fue el torbellino que reinó en Ca’n Barça durante ocho temporadas. Allegri retocó el dibujo táctico para dar más libertad a Alves y Dani no le falló. Como extremo derecho explotó todas sus virtudes, incluido el disparo de media distancia, y la Juventus se parapetó en sus hombros para llegar a la final de la Champions League. Su arranque de temporada con el PSG, al cual encumbró durante la Super Copa de Francia con un golazo, también es meritorio de una inclusión en la lista de 30 finalistas, sin duda.

Dani Alves / Juventus

También de la Juventus se echa en falta a Miralem Pjanic. El bosnio fue el faro del conjunto juventino, el mejor sustituto que podrían encontrar para Andrea Pirlo y el equipo jugó todo lo que quiso y pudo Pjanic. Ni Dybala, ni Bonucci, ni Buffon (todos ellos incluidos en la lista) fueron tan decisivos para la gran temporada de la Juve como lo fue Pjanic, pero el bosnio parece no tener el tirón mediático con el que sí cuentan sus compañeros.

Y por último se echa de menos a un hombre que sólo por hacer el trabajo sucio de su equipo parece prescindible, cuando lo cierto es que se ha demostrado que es básico para el engranaje del mismo. Se trata de Carlos Henrique Casemiro, el hombre boya del Real Madrid campeón de Liga y de Champions League. El brasileño fue un bastión defensivo durante toda la temporada, pero además estuvo todo el año muy cerca del gol, una faceta que sorprendió y que aportó una dimensión añadida al juego de los blancos.

Casemiro marcó un golazo ante el Nápoles, anotó ante el Barça en el Bernabéu, y cerró el año con el trallazo que encaminó la victoria en la Champions League ante la Juventus. Además, logró asentarse finalmente en la Selección de Brasil, de la cual fue capitán en la última fecha FIFA. Si a N’Golo Kanté se le incluyó en la lista por su buen trabajo defensivo, chirría bastante que Casemiro no forme parte de la misma habiendo superado los registros del francés sin dar derecho a réplica.

En un año sin Mundial, Eurocopa o Copa América, obviamente la Champions League gana peso en este tipo de premios, y por eso los jugadores de los dos finalistas son los que colman la lista de los 30 finalistas. El Real Madrid cuenta con siete candidatos al premio final, mientras que la Juventus tiene a tres. De ahí que se haga difícil agregar a estos cuatro nombres, pues sobre todo en el caso de los merengues, estaríamos hablando de tener a prácticamente todo el equipo nominado.

Sin embargo no deja de ser llamativo que estos fuera de serie que tuvieron las temporadas de sus vidas hayan quedado fuera de la competencia, mientras que hombres como Mertens, Hummels o Kanté si cuentan con dicho honor.

Parece claro que este premio tiene mucho más de política y marketing que de esencia del fútbol.

También te pueden interesar:

Cristiano Ronaldo y la depresión

¿Qué hacemos con Danilo?

La inoperancia de CR7

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines