Out of context Luis Enrique

La Libreta de Van Gaal
·4 min de lectura
Javier Herráe, de la Cadena SER, y Luis Enrique.
Tengo una pregunta para usted. (Imagen: SEFútbol)

El pasado viernes asistimos a un hecho insólito. Javier Herráez, de la Cadena SER, preguntó a Luis Enrique si Marco Asensio había mejorado de su faringitis e incluso cómo lo veía para el partido del día siguiente, contra Suiza. “Pues, verlo, no lo veo, porque creo que no está aquí convocado, ¿no?” [...] Yo creo que ahora debe de estar viendo una serie de Netflix tranquilamente en su casa, sentado en el sofá. Me imagino que está muy bien. Repito, le mando un saludo a Marco pero… no toca” (a partir del minuto 11:50).

Para comprender la magnitud de la ida de pinza, hay que tener en cuenta que la Real Federación Española de Fútbol no acababa de colgar la convocatoria en el tablón de anuncios del pasillo. La había dado a conocer una semana antes y el propio Herráez había asistido —pregunta incluida— a la rueda de prensa correspondiente. Por si esto fuera poco, también había viajado a Lisboa para cubrir el anterior partido, un amistoso contra Portugal.

¿Qué pudo producir semejante despiste? En ‘El larguero’ de esa noche, él alegó que se había descentrado “pensando en Adama Traore y Ansu Fati”. Algo similar había escrito unas horas antes en Twitter para pedir perdón. No especificó si las disculpas iban para los oyentes de la SER, para Luis Enrique, para Marco Asensio... Si eran para la turba tuitera, entiendo que no eran necesarias.

El error de Herráez es asombroso, marciano, catedralicio, pero no deja de ser eso: un error. Más interesante es lo que sucedió minutos después, cuando varios medios comenzaron a reproducir las palabras de Luis Enrique sobre Asensio sin el menor contexto. En Twitter, pese a la ampliación de 140 a 280 caracteres por mensaje, algunos medios no hallaron hueco para explicar que en el origen de todo estaba la pregunta de un reportero desnortado. Cualquiera que no hubiera seguido la rueda de prensa (es decir, cualquiera) podría pensar que el seleccionador se estaba cachondeando del jugador y no del periodista.

La secuencia, desde luego, era buen material para las teles. En ‘Deportes Cuatro’ —cuyo presentador, Manu Carreño, es jefe de Herráez en ‘El larguero’— no la emitieron. En laSexta sí: Josep Pedrerol la calificó como “esperpéntica” y repuso que Asensio no estaba viendo Netflix sino, por supuesto, ‘Jugones’.

En ‘El golazo de Gol’ decidieron hablar del tema pero sin emitir la secuencia completa. Rotularon “¿Ironía o palo a Asensio?” y Jesús Gallego —compañero de Herráez en la SER— introdujo así la polémica: “Hoy no toca hablar de Asensio que estará viendo una serie en Netflix en casa pero no voy a hablar de Asensio... ¿Lo estoy malinterpretando yo o ahí había algo? ¿Había un mensajito a Asensio?”

Se mencionó que al seleccionador le habían preguntado por Asensio, pero en ningún momento se dijo que para el partido del día siguiente. “¿Tan difícil era decir que Asensio está lesionado? ¿Tan difícil era no ser irónico?”, se preguntaba Gallego. ¿Tan difícil era mostrar al espectador todo el contexto? ¿Tan difícil es renunciar a una polémica?, me pregunto yo.

Otras historias que te pueden interesar: