Luis Enrique, preguntado por la goleada: "El partido no acaba hasta que no pita el árbitro"

Luis Enrique Martínez es, a estas horas, un hombre feliz, aunque intente no venirse demasiado arriba ante las cámaras. El seleccionador español ha estrenado el Mundial de Qatar con un histórico 7-0 a Costa Rica, el mejor arranque nacional en 78 años de participaciones.

Aunque ha admitido que “el elogio debilita y nosotros no vamos a caer en eso”, el técnico asturiano sí ha apuntado, en declaraciones a TVE nada más acabar el encuentro, que “hemos estado excepcionales en el manejo y en la definición”.  “Y aún tenemos margen de mejora”, ha añadido en otro toque de atención al resto de favoritas.

Con todo, ha pedido volver a poner los pies en el suelo pero sin dejar de pensar a lo grande, porque “no siempre vamos a ganar, pero se ha visto que somos un rival exigente”.

Preguntado por lo abultado del marcador, que España siempre buscó aumentar, incluso en el descuento, Luis Enrique ha sido claro: “El partido no se acaba hasta que no pita el árbitro”. Lo ha espetado incluso después de no celebrar el último de los siete goles, habida cuenta de la superioridad futbolística. Pero una cosa es la celebración y otra la competitividad y así lo ha dejado claro.

Sobre la principal novedad táctica, jugar con Rodri como central y no como pivote, su posición natural, ha explicado que lo ha elegido así “porque cumple todas las condiciones que tiene un central, aunque también sea un pivote del máximo nivel. Es muy completo y viene muy bien”.

¿Repetirá apuesta, entonces, ante Alemania? Todo parece indicar que no, porque “sabéis que no soy muy de repetir, pero no te voy a dar pistas. Creo que no he repetido ninguna alineación y esto no se va a ganar con 11, pero no te puedo dar pistas”, ha rematado.

El domingo se desvelará el ‘misterio’.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR