Luis Ortiz: "Esto es el boxeo, un golpe puede definir la pelea"

Redacción deportes EE.UU., 24 nov (EFE).- El púgil cubano Luis Ortiz, que la pasada noche cayó derrotado por nocaut, en el séptimo asalto, frente al estadounidense Deontay Wilder, campeón del peso pesado, versión Consejo Mundial de Boxeo (CMB), reconoció que no fue inferior al ganador, pero que un golpe marcó la diferencia.

"Esto es boxeo. Dije antes de la pelea que uno de nosotros sería noqueado y que no iban a dar 12 asaltos", declaró Ortiz tras haber concluido el combate. "Estaba lúcido cuando me fui a la lona", añadió.

Ortiz explicó que escuchó perfectamente al árbitro del combate, el estadounidense Kenny Bayless, cuando inició el conteo reglamentario, pero al final notó que lo hizo muy rápido.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

"Cuando escuché al árbitro decir siete, estaba tratando de levantarme, pero supongo que el conteo fue un poco más rápido de lo que pensaba", comentó Ortiz. "Estoy listo para cualquier batalla. Quiero agradecer a mi equipo y a todos los que vinieron a ver esta pelea".

Ortiz destacó que antes del nocaut, los tres jueces de la pelea tenían puntuaciones que le favorecían de manera clara, lo que significaba que estaba en control del combate.

El veterano púgil cubano tenía en ese instante ventaja en las cartulinas con 59-55, 59-55 y 58-56.

"Estaba claro quién llevaba la iniciativa y hacía mejor las cosas desde que sonó la campana inicial. Mi estrategia fue buena, pero el que colocó el golpe decisivo fue Wilder y hay que darle el crédito", admitió.

Otras historias