Luis Suárez fuerza con el Barcelona para estar con Uruguay

El uruguayo admite que la exigencia del club blaugrana no permite "ni siquiere un partido malo".
El uruguayo admite que la exigencia del club blaugrana no permite "ni siquiere un partido malo".


EDITORIAL

El compromiso de Luis Suárez para con su selección es intachable. Ha sido así desde hace años y, de hecho, cabe recordar cómo el día antes de jugar -y perder- en Anfield aseguró que "mi rodilla está perfecta" a pesar de haber arrastrado molestias durante toda la temporada para luego operársela apenas veinticuatro horas después de la debacle a domicilio del Liverpool y se perdió la final de la Copa del Rey que el equipo que le paga también vería esfumarse. Entonces priorizó la Copa América. Se desconoce si alguien en el club le reprochó algo pero, si lo hizo, es evidente que cayó en saco roto.

El uruguayo no ha querido perderse la llamada de Oscar Washington Tabárez tras faltar en su última convocatoria, hace un mes, y sabiendo que Ernesto Valverde había dicho el viernes que "si no puede jugar con nosotros tampoco podrá hacerlo con su selección", forzó para estar disponible frente al Celta aun sin estar plenamente recuperado. De ahí que no fuera titular contra el Celta sino que saltó al terreno de juego en el minuto 73. Que fuera el último cambio da una buena medida del estado físico, cuando menos discutible, de Luis Suárez.

Es habitual los últimos años que el delantero siga una puesta a punto particular en el primer tramo de la temporada y que ello provoca que se pierda alguna que otra convocatoria de Uruguay. Lo que sorprende en esta ocasión es que haya forzado para jugar con su selección dos partidos amistosos ante Hungría y Argentina que solo pueden generar nuevos contratiempos que, evidentemente, sufrirá el Barcelona. Luis Suárez ya no es un chaval y debe entender que no puede mantener el ritmo de temporadas atrás. Y alguien del club debería decírselo porque no es la primera vez que hace algo así. Forzar ante el Celta para estar con su selección es algo que puede costar muy caro teniendo en cuenta que todavía no está plenamente recuperado.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Otras historias