Luis Suárez, el ganaligas al que Quique Setién deberá hacer sitio en su equipo

Yahoo Deportes
Luis Suárez celebra un gol frente al Deportivo Alavés. (Foto Quality Sport Images/Getty Images)
Luis Suárez celebra un gol frente al Deportivo Alavés. (Foto Quality Sport Images/Getty Images)

La cuenta atrás para librar la batalla por la Liga ya ha empezado. El reloj no va a parar de correr en un mes y medio que obligará a los equipos a encontrar el modo de activarse para recuperar la forma competitiva lo más rápidamente posible. A la espera de que eso suceda, los equipos buscarán el camino más corto con el objetivo de sumar de tres en tres. Así, si bien el Real Madrid ha recuperado a la pieza que da sentido al sistema ofensivo del equipo, Eden Hazard, el Barça también podrá disponer de una de sus mayores certezas competitivas en el terreno doméstico: Luis Suárez. Un futbolista al que, por entidad, rendimiento y jerarquía, Quique Setién tratará de dar espacio en su XI.

Tan cierto es que el charrúa ya no es el delantero que atemorizó a las mejores defensas continentales por su deterioro físico progresivo como que su figura sigue siendo imprescindible en el día a día. Tenerlo en el campo aumenta el músculo goleador del conjunto azulgrana y alumbra el sendero hacia la victoria. Pese a que su producción ofensiva ha ido decayendo con el paso del tiempo a consecuencia del envejecimiento, el uruguayo no ha dejado de perforar redes. En este sentido, Luis Suárez ha alzado 4 de las 5 Ligas que ha disputado y, a excepción de la temporada de su desembarco en el campeonato español, siempre se ha situado entre los 3 máximos goleadores de la Liga.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio
Producción goleadora de Luis Suárez.
Producción goleadora de Luis Suárez.

El Barça de Ernesto Valverde se edificó sobre la conquista del valor gol con Marc-André ter Stegen y Gerard Piqué en la retaguardia y con Leo Messi y Luis Suárez en la punta de ataque. Por su parte, el de Setién, en plena construcción, ha tratado de mantener a ralla al rival desde el control, pero se ha topado con la falta de mordiente, desborde y profundidad ofensiva.

Sin tiempo suficiente para implantar su idea, todo indica que Luis Suárez volverá a cobrar una importancia vital en las aspiraciones ligueras culés y aplazará la idea de sustituir su importancia en el entramado ofensivo hasta la apertura del mercado estival. Si individualmente tiene un valor sustancial, el sudamericano aún amplifica su significación si se resalta su relación con Leo Messi.

Uruguayo y argentino se buscan mutuamente en una dupla donde el primero genera espacio para el segundo, ya sea fijando centrales o arrastrando defensas y despistando vigilancias. Una unión cuya química se ha visto alterada en los últimos tiempos por la falta de pulmón del ‘9’ para moverse por los tres carriles. Sin la hiperactividad de antaño ni los movimientos hiperagresivos a muchos metros del área rival de los que anteriormente gozaba, Luis Suárez ha ido cercenando su zona de influencia.

Mapa de calor de Luis Suárez en la temporada actual / Sofascore.
Mapa de calor de Luis Suárez en la temporada actual / Sofascore.
Mapa de calor de Luis Suárez en la temporada 2015/16 / Sofascore.
Mapa de calor de Luis Suárez en la temporada 2015/16 / Sofascore.

Por otra parte, hay que destacar que el funcionamiento colectivo del Barça aún no está lo suficientemente maduro como para sustituir a una versión notable del atacante sudamericano. El precio a pagar es demasiado alto y como se ha comprobado en los últimos partidos, ya fuese con una doble punta móvil formada por Griezmann y Braithwaite, o una delantera integrada por el francés junto a Messi, Arturo Vidal o incluso Ansu Fati, un Barça extremadamente empeñado en sobrecargar la zona central ha echado de menos a su delantero centro. Y es que el papel del uruguayo en los automatismos ofensivos es crucial.

A la incógnita de cómo encajarán los apoyos de Luis Suárez en una circulación de balón cuya premisa es la seguridad, se suma la de su compenetración con Antoine Griezmann, donde en el pasado no acabaron de fluir. A priori, parece que Quique Setién apostará por el sudamericano y el francés como atacantes más adelantados, mientras que habrá que esperar para observar si Leo Messi continua multiplicándose por todas las zonas del campo o, si al contrario, la vuelta del ‘9’ azulgrana hace que altere su comportamiento sobre el verde.

En el otro lado de la balanza, queda medir el impacto de su implicación defensiva. El Barça de Quique Setién desea poder recuperar inmediatamente el balón tras perderlo aunque no lo logre con continuidad y sufra para conseguirlo. Sin embargo, el uruguayo ya no está para repetir grandes esfuerzos de forma sostenida durante los 90 minutos ni para perseguir a sus rivales incansablemente, pero su valor en el área contraria sigue siendo un argumento de peso para contar con él a la hora de ganar una nueva Liga.

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias