El método de Fernando Torres para ser en un gigante musculado tras colgar las botas

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Cuando Fernando Torres disputó sus primeras temporadas en el Atlético de Madrid se demostró que a pesar de su espigado cuerpo era resistente. Los rivales trataban de intimidar al joven con agresividad, pero él se levantaba cada vez para seguir con un estilo en que su velocidad primaba sobre el resto. Hoy, con 38 años, quien intimida es él gracias al gran volumen muscular que ha logrado en el gimnasio.

Photo credit: Steve Haag - Getty Images
Photo credit: Steve Haag - Getty Images

La transformación física de Fernando Torres salta a la vista. Durante su período de futbolista profesional que duró 19 años rondaba los 78 kilogramos de peso distribuidos en su 1,86 de altura. De hecho, su aspecto espigado y su juventud hicieron que se ganara el apodo de 'El Niño'. Hoy, entrenador en el Atlético de Madrid juvenil, resalta su figura de gigante musculado.

El secreto del exjugador de Liverpool y Chelsea está en el gimnasio, según se ha podido ver en un vídeo que ha compartido en Instagram. Trabaja todos los grupos de músculos con la máquina de remo, la bicicleta estática y las cintas para correr.

En su vídeo en el gimnasio Space de Pozuelo de Alarcón (Madrid) se desglosa su rutina habitual. "Tres actividades en un método único", resumen sus entrenadores con la exhibición de El Niño. Fernando Torres emplea tanto su propio cuerpo para ejercicios para endurecer su core como las máquinas y pelotas que ayudan a ampliar el abanico de posibilidades.

Tampoco descuida el entrenamiento de fuerza con mancuernas y con barra que ha conseguido que pueda presumir de unos increíbles bíceps casi de culturista. Y para equilibrar lo conseguido en los músculos sigue trabajando el cardio y las piernas para no perder lo cosechado como futbolista profesional. Porque ese es el secreto de su transformación: el trabajo en el gimnasio para pulir y explotar su formación como deportista profesional.

Vídeo | Koke: "Muy feliz por lo que he hecho pero quiero más"