Müller llegó a una histórica marca de participaciones en el Bayern

·2 min de lectura

A lo largo de su tiempo en Bayern Munich, que lleva 15 temporadas, desde que debutó como profesional en el club, en la campaña 2008-09, Thomas Müller supo ganarse con claros argumentos su lugar en la historia de la institución, por los títulos y marcas individuales.

En esta ocasión, el polifuncional delantero estableció un registro digno de las páginas doradas del cuadro bávaro, a partir de su cantidad de participaciones, lo que consiguió con su presencia en el arranque de la Copa de Alemania para los de Julian Nagelsmann.

Contra Viktoria Köln, el alemán partió como titular y, con una asistencia otorgada para el 5-0 final, en Colonia, llegó 632 partidos disputados en el equipo, igualando al emblemático Oliver Kahn.

Con esta cifra, el teutón se convirtió en el segundo futbolista que más encuentros jugó con los de Múnich, junto al ex arquero, desde que consiguieron el ascenso a la Bundesliga, en 1965. Para alcanzar la cima de este apartado, deberá batir a Sepp Maier y sus 689 apariciones.

Durante su sobresaliente lapso de duelos, Müller se volvió un referente en el Bayern, por medio de su rica estadía, en la que acumuló, hasta el momento, 228 goles y 240 asistencias, lo que refleja su rol diverso en la ofensiva.

Como parte del reinado absoluto del club en la Bundesliga, obtuvo 11 títulos por el campeonato, de un total de 25 en el ámbito doméstico. A nivel internacional, celebró dos Champions League, junto a otros cinco trofeos. En el trayecto, consiguió premios individuales, entre los que se destacan cinco nominaciones al Balón de Oro.

Al emparejarse en la línea de Kahn, en el listado histórico de participaciones, el jugador, que cumplirá 33 años a mediados de septiembre, buscará apoderarse del puesto de escolta este sábado, cuando el elenco de Nagelsmann visite a Union Berlín.

Foto: Marvin Ibo Guengoer - GES Sportfoto/Getty Images