Madeleine McCann: la policía británica identifica a un preso alemán como sospechoso de su desaparición

Yahoo Noticias
Madeleine McCann
Madeleine McCann

Madeleine McCann, de origen británico, desapareció en Portugal en 2007 y la policía de su país ahora solicita información sobre un hombre que merodeaba la zona y en la fecha en la que ocurrió el caso, en un nuevo giro, enésimo, en la investigación.

La pequeña Madeleine McCann tenía solo tres años cuando desapareció mientras pasaba las vacaciones con sus padres en Portugal en el año 2007. Desde entonces, las conjeturas e hipótesis acerca de su caso no pararon de fluir. Hoy, miembros de las policías británicas y de Alemania informaron que hay un nuevo sospechoso de la desaparición de la niña. Se trata de un ciudadano alemán actualmente preso en su país por un asunto ajeno a Madeleine, relacionado con un caso de abuso a menores.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

El hombre, de 43 años, habría viajado a Portugal en una furgoneta justo en el período en que se produjo la desaparición de la pequeña, según informa la BBC. Se cree también que estuvo en la misma zona que Madeleine para la fecha de su pérdida.

Madeleine McCann, de origen británico, literalmente se esfumó de su habitación de hotel el 3 de mayo de 2007, mientras estaba de vacaciones en Portugal junto a sus padres. En el momento de su desaparición, los papás de la niña cenaban con amigos en el complejo de Praia da Luz.

.
.

Tras la pérdida del paradero de la niña, se produjo una búsqueda internacional masiva y una cobertura de los medios que provocó diferentes avistamientos en distintos lugares del planeta, aunque la mayoría de ellos culminaron en falsas alarmas. También desfilaron por la causa varios sospechosos, entre los que estuvieron incluso los padres de la menor.

La policía británica describió la solicitud de información sobre este sospechoso realizada hoy como un "avance significativo". Ellos buscan hallar a personas que tengan información relevante sobre este hombre, cuyo nombre no fue revelado al periodismo, y sobre los movimientos de los dos vehículos relacionados a él durante el período de la desaparición de la niña.

Estos dos móviles, que ahora están en posesión de la policía de Alemania, son una furgoneta Volkswagen y un Jaguar XJR6. Este último automóvil fue transferido a nombre de otra persona justo al día siguiente de la desaparición de la niña.

"Alguien por ahí sabe mucho más de lo que está dejando ver", dijo Mark Cranwell el agente de la Policía Metropolitana de Londres (Met). Y la misma entidad señaló que todavía están realizando la búsqueda de una niña desaparecida, pues nunca hallaron "evidencia definitiva" sobre si la niña está viva o no.

La policía también dio a conocer detalles del número de teléfono que habría usado el sospechoso en Portugal y el número que marcó y solicitó a quien tuviera cualquier información sobre los mismos que la acercaran a las autoridades, que podían ser datos de una importancia "crítica".

Claro que también quieren que aquel que llamó al sospechoso se presente. La policía sabe que el sospechoso recibió una llamada de 30 minutos entre las 7.32 PM y 8.02 PM la misma jornada y en la misma zona donde la pequeña desapareció.

La policía agregó que este sospechoso solía vacacionar por esa zona entre 1995 y 2007, y que lo hacía generalmente viviendo en su furgoneta o en caravanas.

"Son testigos clave y los instamos a que se pongan en contacto -dijo Cranwell-, algunas personas conocerán al hombre que estamos describiendo hoy... quizás conozcan algunas de las cosas que ha hecho".

El oficial de la policía de Londres también deslizó que "ahora es tiempo para presentarse a hablar" porque pasaron 13 años del caso, y, con el sospechoso en prisión, "las lealtades ya no son las mismas de entonces".

Lo padres de Madeleine (EFE)
Lo padres de Madeleine (EFE)

El sospechoso fue condenado por abusos a menores

Poco después se ha sabido que el alemán preso que la fiscalía alemana de Braunschweig (centro del país) investiga como sospechoso del asesinato de Madeleine McCann fue condenado en varias ocasiones por crímenes sexuales, incluidos abusos a menores, según la Oficina Federal de la Policía Criminal (BKA).

En la actualidad el individuo, de 43 años, está cumpliendo una condena de larga duración por un delito no relacionado con ese caso, precisó la BKA tras difundirse en el Reino Unido la apertura de investigación, resultado de la cooperación de policías alemana, británica y portuguesa.

Según comunicó la policía alemana, el hombre vivió en el Algarve portugués entre 1995 y 2007, ocupando durante un tiempo una vivienda situada entre Lagos y Praia da Luz, cerca de donde desapareció Madeleine en 2007, que a la sazón tenía 3 años.

En su comunicado la BKA precisa que al ciudadano alemán se le investiga por el cargo de "sospecha de asesinato" de la niña británica.

El sospechoso se mantenía durante este tiempo a través de trabajos ocasionales en el sector de la hostelería, aunque también hay indicios de que se financiaba a través de delitos como robos en hoteles y apartamentos de vacaciones y tráfico de drogas, según la BKA.

La fiscalía de Braunschweig, que ha anunciado que hará declaraciones a los medios este jueves, tiene competencia sobre el caso dado que es en ese distrito donde el sospechoso tuvo su último domicilio en Alemania.

"UNA PROBABILIDAD RAYANA EN LA CERTEZA"

La Policía Federal Alemana, que de acuerdo con el comunicado está cooperando "estrechamente" con la Metropolitan Police británica y con la Polícia Judiciária portuguesa, solicita además la colaboración del público para facilitar informaciones que puedan ayudar a la investigación.

De acuerdo con las informaciones publicadas en la página web de la policía, se busca principalmente a testigos que puedan aclarar dónde se encontraba el sospechoso el día de los hechos, el 3 de mayo de 2007, entre las 21:10 y las 22:00 horas de la noche.

Según han revelado hasta ahora las investigaciones, el hombre conducía probablemente un Jaguar XJR 6 de color oscuro o un VW T3 Westfalia de color claro; en el lugar de los hechos lo sitúa "con una probabilidad rayana en la certeza" una llamada telefónica realizada desde un número móvil portugués a una persona desconocida.

En mayo de 2019, medios locales portugueses informaron de que un ciudadano alemán, condenado por el asesinato de tres niños y descartado como sospechoso por Scotland Yard en 2011, estaba siendo investigado en relación con el "caso Madeleine".

La niña desapareció de un complejo turístico de Praia da Luz, en el Algarve (sur de Portugal), mientras sus padres cenaban con unos amigos en un restaurante cercano.

El caso, que conmocionó a Europa, ha desembocado hasta ahora en más de 2.000 diligencias policiales, 500 búsquedas en la zona y 12.000 páginas de proceso que sin embargo no han conseguido por el momento arrojar luz sobre lo que fue de Madeleine.

Otras historias