El mal presente de Boca puede terminar en una nueva decepción en la Copa Libertadores

Eitan Benzaquén
·3 min de lectura

Boca perdió contra Unión de Santa Fe y su presente es realmente preocupante. Jugadores en bajo nivel, un equipo que no logra mostrar una idea de juego y un alerta en el inicio de la Copa Libertadores.

El Xeneize no muestra jerarquía, es demasiado irregular y no viene funcionando la estructura del equipo. Depende de la aparición de alguna individualidad, pero sigue sin convencer a nivel grupal. En el campeonato está en la cuarta posición y peligra su clasificación a la Fase Final.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Contra Unión, el equipo tuvo la pelota y fue el amplio dominador de la posesión, pero faltó claridad para generar peligro en el área rival. Se sigue sintiendo la falta de gol y para colmo sufrió la baja de Wanchope Ábila que se fue a la MLS (insólita decisión).

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El doble 5 formado por Campuzano y Almendra no respondió y no lograron interactuar en el campo de juego. Un equipo sin ideas y con jugadores que están lejos de su mejor versión. Como si fuera poco, sufrió la lesión de Marcos Rojo, que no viene siendo el refuerzo que los hinchas esperaban.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Este Boca no enamora y preocupa pensando en la Libertadores. Queda claro que hay buenos jugadores y que pueden sacar adelante los partidos, pero jugando así no se puede esperar mucho en el futuro inmediato.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Hay motivos para preocuparse y Russo deberá trabajar para encontrar soluciones. También es momento de detectar las falencias y entender que es fundamental poder aprovechar el próximo mercado de pases. Contratar a un 9 se convirtió en una obligación, ya que se necesita encontrar jerarquía en ese puesto. Lo de Soldano ya resulta insostenible y no debería seguir en el club en la próxima temporada. ¿Su último gol? El 20 de diciembre del año pasado contra Independiente. ¡Insólito pero real!