Manchester United: Bruno Fernandes, Pogba y el pacificador deseado

Goal.com
Jose David Lopez banner
Jose David Lopez banner

Pudo ser en verano y, a tenor de lo acontecido desde su llegada a Old Trafford, hubiera sido una de las mejores contrataciones de la temporada y, quizás, habría evitado el caos institucional en el que se mueve el Manchester United esta temporada. Este es, a día de hoy, el pensamiento global sobre Bruno Fernandes entre los hinchas de los Red Devils, que durante meses sabían tener atado en el mercado de transferencias al centrocampista portugués pero que, por vaivenes financieros, desastres organizativos y planificación lamentable de sus gestiones deportivas, acabaron por ceder, dudar y alargar en exceso tal contratación.

La verdadera realidad es que el United acabó pagando mucho más hace apenas unas semanas, que si lo hubiera fichado en verano, pues el luso acabó costando unos 55Mill€ (algunas fuentes aseguran que se va hasta los 70Mill€ prácticamente su contratación). Su adaptación al sistema, contexto y estilo del equipo de Ole Gunnar Solskjaer ha sido tan inmediata (con 7 partidos donde ha logrado 3 goles y 2 asistencias más allá de consolidar la medular mancuniana en un impulso necesario para estabilizar al equipo), que ha asombrado a todos, poniendo de manifiesto, una vez más, que él era el mejor bastión de mercado veraniego 2019 y no la solución de emergencia en el invierno de 2020. ¿Por qué se retrasó? Más allá del descalabro de mercado que el United viene sumando cada año, la falta de certezas en torno a Paul Pogba, que está pero no está o que, no está, pero parece que sí está (eternamente lesionado o fuera de la dinámica por cuestiones extradeportivas variadas), fue lo que dinamitó la contratación de Bruno Fernandes.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio
Ole Gunnar Solskjaer Bruno Fernandes Manchester United 2019-20
Ole Gunnar Solskjaer Bruno Fernandes Manchester United 2019-20

En tiempo record, inmediato, repentino, el portugués ha logrado pacificar el vestuario y la inercia negativa del equipo, pues con él en el terreno de juego, ha ayudado al equipo de a extender su racha invicta a ocho partidos en todas las competiciones. Y viniendo de donde venían los ‘diablos’, es todo un logro, pues ahora sigue vivo en Europa League, mantiene opciones al pasar de ronda en FACup y, sobre todo, es quinto en la Premier pero ya con la seguridad de pelear hasta el final por entrar en los cupos que le permitirían jugar la próxima Champions League, algo absolutamente determinante para la estabilidad del club estando en negativo hace años sus números bancarios (respecto a lo que ingresa y gasta).

Bruno no sólo ha consolidado al equipo en una medular caótica todo el curso, sino que se ha convertido de repente en un líder necesario entre tantas vacilaciones. Su facilidad para generar juego entre líneas, disparar desde fuera del área y hasta encargarse de disparar penaltis (extraño cuando uno acaba de llegar a un equipo), demuestran la tonalidad enérgica que decidió proponer desde su llegada. Filtra balones interiores, rompe líneas con conducción o pases verticales e incluso reactiva a los que tiene a su alrededor pues compañeros más jóvenes en ese vestuario, estaban teniendo que asumir un punto crítico de la entidad en muchos años, cuando no tienen la experiencia y liderazgo para asumirlo.

Era su momento, su epicentro en la carrera futbolística y su contexto adecuado, pues todo era pesimismo en torno al equipo. Un enfoque externo, no contaminado, actuando de limpiaparabrisas con todo el polvo y suciedad que estaba evitando conducir con sentido y sentido común esta nave mancuniana: “Si hubieran tenido a Bruno Fernandes al comienzo de la temporada, se habrían cimentado su puesto entre los cuatro primeros. Ha sido la diferencia”, aseguran los analistas en Inglaterra estos días, aupándolo incluso a un perfil académico pero estabilizador que, en su día, tuvieron y soportaron con éxito Paul Scholes o Michael Carrick.

Bruno Fernandes Paul Pogba Man Utd
Bruno Fernandes Paul Pogba Man Utd

Y es que lo que más ha encandilado a los hinchas, es que el portugués parece un futbolista del club desde hace tiempo cuando acaba de llegar y por su estilo, físico, llegada y energía, muchos recuerdan que encajaría en los equipos que brillaron en Old Trafford a finales de siglo pasado y principios de este. Bruno Fernandes es, hoy, todo lo que Pogba debió ser y nunca fue para el Manchester United.

Otras historias