El gesto de soberbia del Manchester United tras perder contra el Villarreal

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·3 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
Soccer Football - Europa League Final - Villarreal v Manchester United - Polsat Plus Arena Gdansk, Gdansk, Poland - May 26, 2021 Manchester United's Marcus Rashford looks dejected as he walks past the Europa League trophy with his runners up medal after the match Pool via REUTERS/Maja Hitij
Marcus Rashford se quita la medalla de subcampeón. Foto: REUTERS/Maja Hitij

El triunfo del Villarreal en la Europa League fue histórico. Se trata del primer título en la historia del club, que además se convierte en la localidad más pequeña en ganar una competición europea. Es evidente que para los amarillos fue una noche especial e irrepetible.

Quizá no se le pueda exigir lo mismo al Manchester United. Para el club más laureado de Inglaterra, uno de los grandes colosos que fueron incluidos en la elitista Superliga, jugar la segunda competición europea es probable que ser algo menor. "Los ingleses no están nada nerviosos, parece que se estén jugando el trofeo de la galleta", llegó a decir Paco González en la narración de la interminable tanda de penaltis en la Cadena Cope. Seguramente, haya algo de esto.

Sin embargo, no hay duda de que todo deportista profesional quiere siempre ganar. Siempre. Por ello, aunque no conseguir el título pueda ser una mota en la vasta historia de los Red Devils, cuando De Gea erró su lanzamiento desde los 11 metros, aquello dolió. Seguro.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Sin embargo, una vez terminado el partido, y sea cuál sea el resultado, las formas son importantes, como lo es la deportividad. El Villarreal fue justo vencedor y derrocó al todopoderoso United, que no pareció tomarse bien el resultado. Al menos, varios de sus jugadores.

Según se pudo ver, durante la ceremonia de entrega de medallas, varios integrantes del conjunto mancuniano se quitaron con desprecio, o incluso no se llegaron a poner al cuello, la medalla de subcampeones. Un gesto fuera de sitio, ya sea producto del enfado o de la soberbia, que no debería haberse producido. 

Hubo una excepción: Edison Cavani. El uruguayo no solo mantuvo el metal al cuello, sino que además aplaudió al campeón en signo de reconocimiento. Un gesto que debería ser lo normal, pero que en esta ocasión destacó por lo deportivo.

Otras historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente