Manchester United no repunta: se desvaneció e igualó con Burnley

Manchester United pasó de un disgusto a otro en menos de una semana. Después de ser eliminado de la FA Cup ante Middlesbrough, llegó a Turf Moor con el deseo de recuperarse, pero no lo consiguió, ya que pasó de tener el triunfo en su poder a empatar 1-1 contra Burnley por la fecha 24 de la Premier League.

La necesidad por recobrar la confianza con un triunfo, los Red Devils la trasladaron a su actitud encendida en el inicio. Dispuestos a imponer condiciones, se adueñaron de la pelota y ganaron terreno en campo contrario.

Esta postura activa le permitió al equipo de Ralf Rangnick dar el primer gran aviso. Antes del cuarto de hora, Raphaël Varane anotó de cabeza tras un tiro libre de Bruno Fernandes por la derecha, pero el tanto fue anulado a instancias del VAR. Ésto sucedió por un fuera de juego de Harry Maguire previo al testazo del francés.

Aunque tal fue el espíritu enérgico que la visita no hizo lugar ni un instante al lamento por la anotación invalidada. Por eso fue que, a los 18 minutos, se tomó revancha y, por fin, abrió la cuenta. Luego de aparecer por la izquierda, Luke Shaw asistió hacia dentro y Paul Pogba impactó preciso frente al arco.

Con la ventaja, el cuadro rojo creció en seguridad y, en un puñado de minutos, generó claras ocasiones para aumentar la diferencia. Al instante del gol, le anularon otro, mientras que, poco más tarde, el uruguayo Edinson Cavani se perdió una situación inmejorable bajo la portería y que detuvo Nick Pope.

Hacia el entretiempo, los visitantes elaboraron nuevas chances con Fernandes y Marcus Rashford, quienes obligaron al arquero rival a actuar con fuerza. Pero, en un abrir y cerrar de ojos, toda buena imagendel primer tiempo quedó deslucida en complemento.

Sin regularidad en su intensidad y con unos Clarets motivados por conseguir la igualdad, el United vio escurrirse el marcador favorable de sus manos en cuestión de minutos. A los 48', en una jugada de contragolpe, Jay Rodríguez recibió por la izquierda del área y definió con sutileza por encima de David de Gea.

Los de Rangnick sintieron el golpe de los dueños de casa y su nivel ya no fue el mismo al del comienzo. De hecho, apeló a un golpe de efecto con el ingreso de Cristiano Ronaldo, pero ni de esa manera lo consiguió, salvo un intento de Varane con un taco a metros del arco.

Con este resultado, el elenco de Mánchester mantiene una racha de cuatro sin caer en Premier, aunque desperdició la chance de escalar a un puesto y se mantuvo quinto, con 39 unidades. La urgencia por salir de esta presente dubitativo persiste y ahora se medirá con Southampton el sábado, antes del compromiso de octavos de Champions League.

Foto: Getty Images