Bigote Arrocet engaña a María Teresa en su funeral televisivo

Bigote Arrocet emocionado en el funeral de María Teresa Campos en Movistar (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)
Bigote Arrocet emocionado en el funeral de María Teresa Campos en Movistar (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)

Edmundo Arrocet y María Teresa Campos han puesto fin a su relación de un modo público y oficial, sin embargo, la grabación de un falso funeral de la periodista destapa la doble cara de Edmundo.

El programa de Movistar #0 “El cielo puede esperar” recrea el funeral ficticio de María Teresa Campos ante sus propios ojos. En una sala aparte, desde un sofá y acompañada del conductor del espacio televisivo, la periodista acaba llorando al escuchar las palabras de Edmundo.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Al paripé sobre el fallecimiento de su madre no podían faltar Carmen Borrego y Terelu Campos, esta última se sube al ‘altar’ fúnebre a decir que “soy y siempre seré hija de mi madre” con orgullo y sin que le tiemble la voz.

En la sala y con la foto de María Teresa expuesta, grandes amigos como Pepa Bueno, Elvira Lindo, María del Monte, Borja Terán, Juan Ramón Lucas, Paz Padilla o Pilar del Río entre muchos otros rostros conocidos de familiares y amigos que le iban a dar el último adiós a la veterana presentadora.



El programa se emite en pleno boom de la ruptura por WhatsApp de Edmundo Arrocet a Teresa y su posterior sufrimiento que ha relatado Terelu en televisión. Ahora, su falso funeral cobra más importancia que nunca porqué fue grabado poco antes de la ruptura oficial.

Sin embargo nadie lo diría porque Bigote es el más entregado de toda la ficción llegando incluso a cantar con los mariachis al son de “tu eres la tristeza de mis ojos” a lo que María Teresa, ajena a que pronto iba a quedarse soltera, respondía desde la sala y casi babeando “Edmundito, ¡guapo!” poco imaginaba la pobre que él quizá ya planeaba dejarla.

Pero, por si la actuación musical no fuese suficiente, Edmundo, con el llanto en la garganta y haciendo llorar también a su todavía amada, soltaba un speech de auténtico enamorado dando “gracias a la vida por haber encontrado a María Teresa en el postre.”



Escuchando el monólogo aparentemente sincero de Arrocet es imposible adivinar que, en su cabeza, la relación no funcionaba hasta el punto de dejar a la periodista y pedirle expresamente que no le busque ni le llame porqué iba a ser peor. En el funeral de Movistar todo eran buenos recuerdos y palabras de agradecimiento a Teresa.

Además, en el discurso funerario no faltó tampoco un dardo envenenado a Terelu  y es que, recordando a María Teresa, Edmundo dijo: “A la hora de comer no comía nada pero eso sí, ella era de dulces, los pasteles la volvían más loca que a Terelu una porra” a lo que Terelu responde levantando el dedo corazón y haciendo una disimulada peineta que ha quedado grabada para la posteridad, nunca mejor dicho.

Pienso que, en la situación actual de María Teresa Campos, debe ser doloroso ver la emisión de este programa y es que, en cierto modo, lo suyo con Edmundo murió en ese funeral puesto que es la última vez que los espectadores les hemos podido ver juntos.


Más historias que te pueden interesar

Así son las otras mujeres de Edmundo Arrocet

¿Engañó Edmundo a Teresa con Clara Tena?

Terelu: “Mi madre debe entender que la felicidad no está en un hombre”

Otras historias