Martina Navratilova carga contra el Open de Australia por prohibir el apoyo a Peng Shuai

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·4 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

El caso de Novak Djokovic y todo el lío alrededor de la vacunación y de los test de coronavirus a los jugadores no son las únicas polémicas de la edición 2022 del Open de Australia. La organización del primer Grand Slam de la temporada ha prohibido lemas en apoyo de la jugadora china Peng Shuai, lo que ha despertado numerosas críticas, incluida la de la leyenda del tenis Martina Navratilova.

Martina Navratilova y Peng Shuai. (Foto: Matthew Stockman / Getty Images / Zhizhao Wu / Getty Images).
Martina Navratilova y Peng Shuai. (Foto: Matthew Stockman / Getty Images / Zhizhao Wu / Getty Images).

Varios aficionados habían acudido a las gradas del Melbourne Park con camisetas y pancartas en las que se podía leer el lema “¿Dónde está Peng Shuai?”, en referencia a la incertidumbre y la preocupación sobre el estado y el paradero de la jugadora de 36 años que acusó a un alto funcionario chino de conducta sexual inapropiada. Sin embargo, los responsables de la seguridad del recinto les obligaron a entregarlas para permitirles el acceso. Así se puede ver en un vídeo que circula por las redes sociales.

“Se supone que no puedes traer ninguna declaración política”, dice en el vídeo un responsable de seguridad cuando le preguntan por qué estaban confiscando las camisetas.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Más tarde aparece un policía en las imágenes, que confirma la postura de los responsables de seguridad ante las quejas de los aficionados. “El Abierto de Australia tiene la regla de que no puede haber lemas políticos... Es una regla que es una condición para entrar. Tennis Australia establece las reglas, e independientemente de lo que digas, y no digo que no puedas tener ese punto de vista, te digo que Tennis Australia establece las reglas aquí”, explica uno de los agentes.

Ante la polémica, Tennis Australia emitió un comunicado diciendo que la seguridad de Peng Shuai era su “principal preocupación”, pero defendió que no se pudiera entrar con “ropa, pancartas o letreros que sean comerciales o políticos”. Navratilova calificó la decisión de “patética”.

“Esto es patético. La WTA está bastante sola en esto”, escribió la que fuera número 1 del mundo y ganadora de 18 torneos del Grand Slam junto al hashtag #WhereisPengShuai (“Dónde está Peng Shuai”).

Un tenista en activo, el francés Nicolas Mahut, también se ha hecho eco del incidente y ha sugerido que detrás de la decisión puede estar el hecho de que compañías chinas son patrocinadoras del Open de Australia. Aunque no las nombra, se trata de Luzhou Laojiao, compañía de licores, y DeRucci, una empresa de colchones.

“¿¡Qué está pasando!? ¡Qué falta de coraje! ¿Y si no tuvierais patrocinadores chinos?”, tuiteó Mahut.

El caso de Peng Shuai

El 2 de noviembre Shuai publicó en la red social Weibo un comunicado acusando al ex viceprimer ministro chino Zhang Gaoli de obligarla a mantener relaciones sexuales con él.

Peng Shuai durante un partido de la edición de 2020 del Open de Australia. (Foto: Bai Xue / Xinhua / Getty Images).
Peng Shuai durante un partido de la edición de 2020 del Open de Australia. (Foto: Bai Xue / Xinhua / Getty Images).

“¿Por qué viniste a buscarme de nuevo, me llevaste a tu casa y me obligaste a tener relaciones sexuales? No tengo pruebas y sería imposible para mí conseguir alguna evidencia. Negaste todo después”, escribió la jugadora china. La denuncia desapareció apenas 20 minutos después, lo que provocó una gran preocupación acerca de su paradero entre el mundo del tenis, la comunidad internacional y grupos de defensa de los derechos humanos.

Reapareció semanas después e incluso se la vio en un vídeo compartido por un editor de un periódico estatal. Además, en su primera entrevista con los medios en diciembre negó haber hecho ninguna acusación y declaró que había sido un malentendido.

Sin embargo, medios de comunicación independientes y organizaciones internacionales dudan de la veracidad de esos vídeos y de sus declaraciones. También la WTA, que pidió una investigación sobre el estado y el paradero de la tenista y ha amenazado a China con retirarse de todos los torneos que organiza.

VÍDEO | El punto asombroso de un niño de 7 años que recuerda a Federer

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente