Mauro Vigliano rompió el silencio tras su grosero error en el clásico de Avellaneda: "No hay palabras para..."

Franco Formoso
·1 min de lectura

El árbitro Mauro Vigliano rompió el silencio tras el error que cometió en Racing-Independiente, cobrando un penal insólito a favor de La Academia. "No me estoy victimizando, pero no saben el dolor que nos genera a nosotros", aseguró.

En diálogo con TyC Sports, el árbitro Mauro Vigliano rompió el silencio. Tras su grosero error en el Clásico de Avellaneda entre Racing e Independiente, el colegiado admitió que no hubo penal y que se equivocó en sancionar lap ena máxima a favor de La Academia.

"No hay palabras para describirlo. Solo los árbitros sabemos lo que nos genera este tipo de situaciones. Quiero dejar en claro que el árbitro es el primero que desea que su partido no tenga inconvenientes, terminar sin problemas, sin errores. Y mucho más sin errores gravitantes como el que tuve el sábado", explicó Vigliano.

Por otra parte, el árbitro que fue suspendido agregó: "Entiendo al jugador, al hincha, al mundo que se siente perjudicado por la decisión arbitral. No me estoy victimizando, pero no saben el dolor que nos genera a nosotros. Uno decide en una fracción de segundo, en un plano único, a una única velocidad".

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

"La familia sufre a la par que nosotros, uno quiere devolver la confianza a quien lo designa con una buena actuación. Es un error arbitral propio de quien toma una decisión en una fracción de segundo, no es más que eso", sentenció Vigliano, claramente apenado por lo sucedido.