Max Verstappen consigue una victoria aplastante en Spa

·2 min de lectura

Max Verstappen y Red Bull comenzaron la segunda parte de la campaña de la Fórmula 1 de la mejor manera. A pesar de no arrancar en los primeros lugares de la largada, Max Verstappen se quedó con el Gran Premio de Bélgica con un andar sobresaliente y la escudería austriaca logró el 1-2 gracias al segundo puesto de Sergio Pérez.

Tras cambiar elementos en su motor, Verstappen tuvo que salir desde el puesto 14 de la parrilla. Aun así, el piloto neerlandés cruzó antes que todos la bandera a cuadros, con una ventaja de más de 17 segundos sobre su compañero de equipo, que no hace más que poner en evidencia su intratable nivel en este 2022.

Es que las monoplazas de Red Bull no tienen competencia. Cuando se pensaba que las Ferrari y las Mercedes aprovecharían el parate para achicar la brecha de rendimiento, lo único que sucedió, en cambio, fue que la escudería austríaca logró agrandar su dominio.

La largada estuvo marcada por un buen comienzo de Carlos Sainz tras conseguir la pole el sábado a bordo de su Ferrari. Checo Pérez se quedó atrás con Fernando Alonso y Lewis Hamilton muy lúcidos para aprovechar los espacios en los primeros metros del Circuito de Spa.

Sin embargo, la pelea entre los dos ex campeones del mundo no terminó del todo bien después de que se tocaran en la curva 7-8 de la carrera cuando el británico intentaba superar al español, lo que culminó con el piloto de Mercedes teniendo que abandonar por los daños en su monoplaza.

La salida también marcó el inicio de la remontada de Verstappen. El neerlandés no tuvo problemas para superar primero a los pilotos de menos jerarquía, y luego demostró que Red Bull está en otra liga al llegar rápidamente a la P1, aprovechando los problemas de Ferrari.

Es que, como ha sucedido a lo largo de la campaña, los italianos tuvieron una nueva jornada para el olvido, con decisiones inexplicables de estrategia y un rendimiento pobre en sus autos, algo que ocasionó que Sainz acabara tercero sin posibilidades de triunfo y Leclerc, sexto, producto de una penalidad en el final por exceso de velocidad en boxes.

Con este resultado, Verstappen llevó a 93 su ventaja en el Mundial de Pilotos, mientras que Red Bull, con su cuarto 1-2 de la campaña, estiró su claro dominio en el campeonato de constructores.

Foto: Getty Images