Max Verstappen, campeón del mundo también de la turra

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·3 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
Max Verstappen ganó el GP de Arabia Saudí, a pesar de sus numerosas quejas por radio. Foto: Lars Baron/Getty Images
Max Verstappen ganó el GP de Arabia Saudí, a pesar de sus numerosas quejas por radio. Foto: Lars Baron/Getty Images

Hay un tipo de aficionado y de deportista que vive en la continua amenaza: tan centrado en la competición en sí como en que "no se la jueguen" y convencido de que, si no está suficientemente atento, tarde o temprano los jueces o los árbitros de turno le perjudicarán. Es un tipo de aficionado que solemos encontrar a menudo en las barras de los bares o en las tertulias nocturnas de televisión y un tipo de deportista que abunda quizá más en el fútbol que en los demás deportes, si exceptuamos el tenis. Hasta el año pasado no lo habíamos visto tanto en el motor, pero puede ponerse peligrosamente de moda.

Supongo que siempre ha habido quejas durante las carreras. Quejas porque tu compañero no te deja pasar. Quejas porque un rival ha hecho una maniobra demasiado arriesgada. Quejas porque no te gusta la táctica que te ordenan desde el muro. En ese sentido, Lewis Hamilton, el siete veces campeón del mundo, ha sido un gran maestro de la queja constante. Poca gente a la que tantas cosas le parecieran tan mal como a Hamilton, siempre en el centro buscado de alguna polémica, con Toto Wolff al lado para darle la razón en sus protestas.

Ahora bien, Max Verstappen puede llevar el legado de Hamilton hasta cumbres insospechadas. El momento de conexión por radio con los ingenieros es de los más esperados entre los espectadores porque podemos descubrir posibles problemas eléctricos, degradación de gomas, cambios de tácticas... Las de Verstappen nos sirven para que los comentaristas de DAZN nos expliquen el reglamento. En ese sentido, son didácticas... pero acaban resultando irritantes. ¿Cómo es posible que esté conduciendo a 300 kilómetros por hora y no deje de estar pendiente de cada cosa que puede estar incumpliendo el coche de delante o el de detrás para ver si así le sancionan?

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Porque el asunto de todo esto es intentar retorcer el reglamento al máximo. "Las luces de Leclerc no funcionan". Apuntado, para pasárselo a dirección de carrera. "Es que ha pisado una raya que creo que no se puede pasar". Apuntado, Max, se lo decimos al profe. Hay algo obsesivo ahí. Ya en una de estas, cuando sabían que no pasaba nada porque Leclerc pisara la línea de boxes desde fuera, los ingenieros tuvieron que decirle a Verstappen algo así como "céntrate en la carrera y déjanos a nosotros el resto".

Verstappen es como un Tomás Roncero pidiendo penalti en cada caída en el área. Es como el típico futbolista que se acerca al árbitro después de cada jugada para pedirle que le saque tarjeta a su rival. No es solo la petición en sí -Carlos Sainz también comentó por radio que Pérez le había adelantado con Safety Car en pista, pero lo hizo calmado y convencido de que llevaba razón- sino el énfasis con el que hace esas peticiones. Aparece en pantalla la conexión de radio de Verstappen y lo que oímos es a alguien escandalizado, indignado, cómo si Chris Rock acabara de hacer un chiste sobre su esposa.

Francamente, resulta agotador, y hay que entender que hay mucho de táctica en todo esto. Lo del año pasado de Horner y Wolff quejándose por todo ya fue bastante ridículo... y lo llevaron hasta el último gran premio, acabando con los nervios y el trabajo de Michael Masi por el camino. De hecho, aún no se sabe si han acabado porque buena parte del invierno ha sido un cruce de declaraciones sobre si los bajos no sé qué o si el chasis tal o cual. Red Bull parece empeñado en dedicar buena parte de sus esfuerzos en extender la mancha de la sospecha sobre su propio deporte, lo cual parece un poco absurdo. Sobre todo, teniendo en cuenta que tienen al campeón y máximo favorito.

Vídeo | Verstappen: "Todo lo que llegue a partir de ahora será un extra"

Otras historias que también te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente