MBAPPÉ O HAALAND: ¿Quién debe ser la prioridad del Real Madrid?

Quim Ferré
·4 min de lectura

El conjunto merengue es uno de los más mencionados a la hora de hablar del futuro del extremo izquierdo del Paris Saint Germain y el delantero centro del Borussia Dortmund. Este verano pueden tomar decisiones importantes, aunque en el siguiente tendrán mayor libertad.

Kylian Mbappé y Erling Haaland son los talentos incipientes más llamativos del mundo del fútbol en los tiempos más recientes. El galo tiene contrato hasta 2022, con lo que no renovar significaría que el próximo mercado estival sería el último por el que venderle a menor coste por la presión de que podría marcharse gratis en el siguiente. Por otro lado, el noruego cuenta con una cláusula (75M) asequible de cara a la ventana estival de 2022, con los de la Bundesliga muy reacios a negociar por él antes de la activación de la misma. Ubicados en este contexto, ¿quién debe ser la prioridad?

El conjunto merengue tiene un problema claro a la hora de repartir la responsabilidad goleadora, muy dependiente de Karim Benzema (25) y seguida muy de lejos por un triple empate (6) entre Vinícius Júnior, Marco Asensio y Carlos Casemiro. Esta situación podrían arreglarla ambos, puesto que han sumado 33 tantos en lo que va de ejercicio, el del Borussia Dortmund con cinco partidos menos.

El delantero francés cumplió 33 años en el pasado mes de diciembre y, aunque esté lejos de estar experimentando declive físico, es cierto que a medio plazo se deberá contemplar un sustituto. No obstante, ya demostró en su convivencia con Cristiano Ronaldo que se asocia muy bien con otro ariete. En ese sentido, ambos podrían ser un refuerzo interesante.

Kylian Mbappé es un especialista es desequilibrar desde el costado izquierdo hacia el centro, incluso quedándose en una posición muy cercana a la de nueve, gozando de una enorme electricidad y destacando especialmente al espacio. En este contexto también se ha visto al Erling Haaland más letal, pero más por potencia que por calidad. Ambos ven sus prestaciones disminuidas al jugar en estático, pero el galo es algo mejor ahí.

La posición por el costado zurdo del ataque blanco se ha visto ocupado por Vinícius Júnior en numerosas ocasiones desde que llegó, pero también es cierto que se le ha visto muy inspirado actuando como segundo punta a la hora de aportar electricidad. Cuando ha estado acertado en la definición, su asignatura pendiente en la que debe ser más regular, los resultados han hablado por sí mismo. Fichar al francés no tendría que significar vender al brasileño, pero sí a un Eden Hazard que lleva lastrado desde su aterrizaje por las lesiones. Eso también es un punto positivo para el galo.

El contexto del traspaso también es importante, más todavía teniendo en cuenta la situación económica actual en el mundo del fútbol a tenor de la pandemia. Kylian Mbappé podría llegar sin tener que abonar nada al Paris Saint Germain en caso de no renovar, mientras que Erling Haaland podría hacerlo a razón de 75 millones, cantidad baja en relación a su potencial. Es cierto que ambos solicitarían grandes salarios y comisiones, especialmente en el caso del noruego al estar representado por Mino Raiola, un duro negociador.

Alexander Hassenstein/Getty Images
Alexander Hassenstein/Getty Images

El margen de negociación juega mucho más a favor con el francés y, pese a que Florentino Pérez ha hecho todo lo posible por tener una buena relación institucional con el Paris Saint Germain, puede utilizar esta baza a su favor su convence al futbolista. El eco mediático ha indiciado que en el Parque de los Príncipes hay cierta inquietud, tanto con Kylian Mbappé como con Neymar da Silva. Tal vez si los galos ganan la Liga de Campeones, donde se enfrentarán en semifinales al Manchester City tras haberse tomado la vendetta de la anterior final ante el Bayern München, podría ser un argumento deportivo de peso para que ambos renovasen.

Las opciones de que Erling Haaland amplíe o modifique su contrato en el Borussia Dortmund parecen más complicadas. Recientemente han caído ante los líderes de la Premier League en una eliminatoria donde no le han exigido demasiado a los de Pep Guardiola y, en Bundesliga, están a siete puntos del último cupo para Liga de Campeones a falta de 18 por disputarse. Que los del Signal Iduna Park tuviesen que conformarse con jugar Europa League sería un argumento deportivo de peso en favor del noruego y de Jadon Sancho para hacer las maletas.

KAI PFAFFENBACH/Getty Images
KAI PFAFFENBACH/Getty Images

En conclusión, lo ideal sería convencer a ambos para formar un dúo letal que podría convertir a los merengues en el mejor ataque del mundo. Sin embargo, la operación económica sería complicada de realizar teniendo en cuenta que se está remodelando el Santiago Bernabéu y que el club tiene cierto nivel de deuda. La opción más realista e idónea, por lo que requiere el equipo, podría ser la de Kylian Mbappé, especialmente por el hecho de tener la sartén por el mango en la negociación si le convence para no extender su contrato.

Los merengues pueden tener un argumento muy importante a favor si se coronan campeones de la Champions League en esta edición, teniendo el Chelsea como último escollo antes de una posible final. Pese a la concentración de su gol en Karim Benzema, sería prácticamente definitivo presentarse como el vencedor de cinco de las últimas ocho ediciones.