Sean McVay no pone excusas tras la derrota ante los Bills

·2 min de lectura

El entrenador de Los Angeles Rams, Sean McVay, hizo una profunda autocrítica luego de sufrir una contundente derrota ante los Buffalo Bills en el partido inaugural de la nueva temporada de la NFL.

Los Rams lucieron muy diferentes al equipo que se quedó en febrero pasado con el Super Bowl LVI luego de vencer en la gran final a los Cincinnati Bengals. Sin fuerza en ataque y con poca resistencia en defensa, los angelinos terminaron cayendo por un abultado marcador de 31-10.

El mariscal de campo de los Bills, Josh Allen, tuvo una magnífica actuación al acabar con cuatro touchdowns -tres por aire y uno por tierra- y completar 26 de 31 pases para un total de 297 yardas.

Allen se convirtió en el primer mariscal de campo en la historia de la NFL en registrar más de 250 yardas por aire, más de 50 yardas por tierra, tres o más pases de touchdown, un touchdown por tierra, 80 por ciento de pases completos y la victoria, todo en el mismo juego.

"Cuando miras muchas de las formas en que se desarrolló este juego, [siento] un gran sentido de responsabilidad hacia este equipo. No estábamos listos para jugar. Eso es culpa mía, tengo que hacerlo mejor", comenzó diciendo McVay en conferencia de prensa.

"Hubo muchas decisiones que tomé que sentí que no pusieron a nuestros jugadores en lugares suficientemente buenos. Así que fue una experiencia aleccionadora, pero nos mantendremos conectados. Todos miraremos hacia adentro. Vamos a hacer un mejor trabajo en el futuro", agregó el entrenador, quien viene de recibir una extensión de contrato hasta 2026 con los angelinos.

Los Rams buscarán cambiar la imagen cuando enfrenten a los Atlanta Falcons por la Semana 2 de la temporada, mientras que los Bills tendrán otra prueba complicada, esta vez ante los Tennessee Titans de Derrick Henry y compañía.

Foto: Getty Images