¿Me pueden preguntar por la vacuna en una entrevista de trabajo?

Jaime Quirós
·4 min de lectura

"Algunas personas están empezando a adjuntar su posible inmunidad en los CV para encontrar trabajo. ¿Qué le parece?". Esta pregunta dejó atónito en mayo a Fernando Simón. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad respondió de manera tan improvisada como sorprendida: "Yo creo que eso puede ser incluso ilegal. Y si no es ilegal, no me parece muy moral".

Favorecer a una persona trabajadora por una posible inmunidad puede resultar polémico. Pero en plena campaña de vacunación, vuelve a ser una cuestión de actualidad. Cuando la vacuna sea accesible para toda la población, haber recibido ese tratamiento podría convertirse a su vez en un requisito para participar en actividades colectivas, desde viajar en avión, hasta ser incluido en un proceso de búsqueda de empleo.

También de interés:

El último <a href="http://datos.cis.es/pdf/Es3303marMT_A.pdf" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:barómetro del CIS de diciembre" class="link rapid-noclick-resp">barómetro del CIS de diciembre</a> indica que la tendencia de población a favor de la vacunación ha crecido en los últimos meses. Foto: Getty Creative.
El último barómetro del CIS de diciembre indica que la tendencia de población a favor de la vacunación ha crecido en los últimos meses. Foto: Getty Creative.

La reapertura de los entornos laborales no esenciales trajo consigo quebraderos de cabeza con el fin de establecer protocolos para impedir contagios en el entorno de trabajo. Para favorecer la seguridad de sus empleados, el objetivo de una empresa puede ser conseguir que la inmensa mayoría de la plantilla esté vacunada. Pero para lograr tal objetivo, la empresa podría empezar a discriminar a los vacantes a un puesto por su intención de vacunarse o no. ¿Qué pasa si en una entrevista de trabajo me preguntar por la vacuna? El mero hecho de preguntarle por esa cuestión personal podría ser discriminatorio.

Lo que dice la ley

En ningún caso la empresa podría obligar a sus empleados a vacunarse, debido a la libertad personal que rodea a las decisiones relacionadas con la salud. Según la Constitución Española, ninguna persona puede ser discriminada por ningún motivo. Además, en este sentido también sería aplicable el artículo 17 del Estatuto de los Trabajadores, que se refiere a la no discriminación en las relaciones laborales. Por estos preceptos legales, también se entiende que no se podrá preguntar sobre la vacuna en una entrevista de trabajo si ese dato se pretende tener en cuenta en la selección ya que se trataría de una discriminación equiparable a la que pueda producirse por cuestión religiosa, de raza o de género.

De hecho, ni siquiera sería legal preguntar a un candidato a un puesto de trabajo si ha pasado el virus o ha desarrollado anticuerpos. La Agencia Española de Protección de Datos remitió un comunicado el pasado junio para regular las prácticas que Simón tachó de “poco morales”. En el ámbito de la contratación laboral, las empresas comenzaron a solicitar a sus candidatos a un puesto de trabajo información sobre si habían pasado la Covid-19 y desarrollado anticuerpos, y algunos lo incluían como requisito para acceder al puesto de trabajo ofertado.

Hay que recordar que en España las vacunas no son obligatorias, ni siquiera las que se suelen poner en la etapa infantil, a pesar de que quienes renuncian a ellas sean un grupo residual. La legislación solo prevé obligatoriedad en un escenario en el que la salud pública se vea afectada. Ciertamente, la pandemia por Covid-19 parece encajar en este supuesto, pero el Gobierno ha renunciado a hacerla obligatoria por el momento.

No se puede obligar a un empleado a vacunarse, ni tampoco preguntarle si piensa hacerlo durante una entrevista, pero la empresa puede establecer como requisito de contratación que el empleado entrante se vacune.

En general, para la formalización de una relación laboral existe plena libertad entre las partes para establecer un contrato de trabajo, así como para determinar cuáles son los requisitos para ser contratado por parte de las empresas.

Se trata de una posibilidad de la que advertía a finales de 2020 la presidenta del Comité Económico y Social Europeo (CESE), Christa Schweng, que considera que "evidentemente es posible" que las empresas eviten contratar a un trabajador si no quiere vacunarse contra la Covid-19. "Como empresario, puedo decidir con quién firmo un contrato", explicaba, señalando que "el trabajador puede decidir si quiere trabajar para la empresa o no".

Además, haberse negado a recibir la vacuna podría llegar incluso a ser motivo de despido procedente. Aunque esta acción entraría en colisión con el derecho del trabajador a no recibir la vacuna, sería un juez el que acabaría tomando una decisión. Y si se diera el caso, los tribunales podrían legitimar el despido por rechazo voluntario de la vacuna de Covid-19.

El último barómetro del CIS de diciembre indica que la tendencia de población a favor de la vacunación ha crecido en los últimos meses. La vacunas que se ponen en España han sido evaluadas y autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento, la herramienta más adecuada para permitir el acceso a una vacuna a toda la ciudadanía de la UE y respaldar las campañas de vacunación.

VIDEO | La lección de vida de esta mujer que perdió las manos y los pies por el coronavirus

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias