UNA MEDIA DE EDAD MÁS JOVEN | Como se demostró ayer, el renacer del Barcelona pasa por sus 'niños'

Pablo Falcones
·2 min de lectura

Anoche el Barcelona se estrenó en Champions con una goleada fácil ante el rival más sencillo del grupo, el Ferencváros (5-1). Los goles de Messi, Ansu Fati, Coutinho, Pedri y Dembelé dieron los azulgrana un triunfo balsámico a apenas 4 días de disputar un Clásico clave ante el Real Madrid en liga.

Precisamente en los autores de algunos de esos goles se vio reflejada una de las mayores virtudes del Barcelona ayer: la juventud. Pedri sólo tiene 17 años, los mismos que Ansu Fati, y Dembelé apenas cuenta 23. Renovación respecto al año pasado que se nota. Ayer el XI del Barcelona tenía un promedio de edad de 26,1 años. Contra el Bayern, el día del fatídico 2-8 de Lisboa, la media de los jugadores titulares era de 29'5 años.

La reconstrucción del Barcelona empieza por sus perlas, por sus 'niños'. El cambio de ciclo era evidente e imprescindible y ahora jugadores veteranos que ya no rendían igual como Vidal, Rakitic o Suárez han dado paso a unos Ansu, Pedri o Trincao con mucho talento y que están dando una cara nueva al equipo. Pero además del talento, lo que les hace ir más allá es el hambre.

FC Barcelona v Elche CF - Joan Gamper Trophy | Quality Sport Images/Getty Images
FC Barcelona v Elche CF - Joan Gamper Trophy | Quality Sport Images/Getty Images

Son jugadores que tienen que demostrar, que quieren ganar lo que los antes mencionados ya han conseguido muchas veces. Ese hambre se ve irremediablemente reflejado en el campo. Anoche se vio un claro ejemplo de la renovación de la plantilla del Barcelona de cara a esta temporada, algo que era vital si el club quiere olvidar fracasos pasados y volver a triunfar