¿Es la media maratón la mejor distancia? 13 razones que demuestran que sí

13 razones por las que correr una media maratón
¿Son los 21K la mejor distancia para correr?SOPA Images

Correr la distancia de una media maratón -21 kilómetros- es un gran logro para todo tipo de corredores; nos gusta pensar que si puedes hacer un 10K, estás bien encaminado para completar una media maratón. Pero, por supuesto, hay que entrenar más y hacer más de el doble de kilometraje que para completar una carrera de menor distancia. Necesitarás completar un mayor volumen de kilómetros semanales (hacerlos con seguridad), carreras más largas y una mayor variedad de sesiones -como fartleks, tempos run y series de intervalos- que te ayudarán a mejorar la resistencia y la velocidad que necesitarás para completar la media maratón.

Tanto si es la primera vez que corres los 21K como si quieres batir tu récord personal, tenemos algunos planes que te ayudarán a terminar tu próxima media maratón y acabar después con fuerza y salud. ¿Necesitas más razones de que, cuando las carreras vuelvan a empezar, la distancia del medio maratón es absolutamente la mejor? Aquí te mostramos 13 pruebas con GIFs que harán que quieras apuntarte a una media maratón lo antes posible.

Photo credit: SOPA Images
Photo credit: SOPA Images

13 razones para correr una media maratón

1- Hay más medias maratones para elegir en toda España, que maratones.

2- Es un reto sin llegar a ser abrumador. Correr 21 kilómetros sigue siendo un camino largo, así que hay que entrenar, y entrenar en serio. Pero al menos no te pasarás todo el domingo recuperándote en el sofá viendo series en Amazon por culpa de una salida superlarga.

3- Los planes de entrenamiento para media maratón suelen ser de sólo 10 semanas, no de 16. Así que, ¿adivina qué? Puedes correr con menos planificación a largo plazo. (Una locura, ¿verdad?)

4- Menos tiempo de espera para tus amigos y familiares que quieren verte, eso sí, seguirán teniendo tiempo para verte por diferentes puntos del recorrido y tomarse un café mientras esperan tu llegada triunfal a meta.

5- La mayoría de la gente sigue necesitando consumir algún tipo de combustible para acabar una media maratón. Y seamos sinceros: ¿quién no piensa en los masticables energéticos como la versión adulta de los caramelos con forma y sabor a fruta? (Vaya, incluso podrías usar estos mismos).

6- No te encontrarás con el famoso muro, o si lo haces, no caerás en él como el que se produce en los maratones alrededor del kilómetro 32. (Ojo: esta podría ser la peor sensación de la historia).

7- Cuando los espectadores gritan "¡Ya casi llegas!" en el kilómetro 19, no mienten.

8- No se necesita tanto tiempo para acabar una media maratón. Puedes correr una mitad y aún así ir a almorzar, ir al cine, hacerte la manicura/pedicura o visitar una granja de animales.

9- No te sentirás como un muerto después de la carrera. El tiempo de recuperación para la mayoría de la gente es de uno o dos días, y no te despertarás sintiéndote mal durante una semana.

10- En comparación con un maratón, en una media maratón tienes la mitad de posibilidades de que te sangren los pezones.

11- Si fueras el encargado de alertar a los atenienses sobre su victoria en el campo de batalla, llegarías a las afueras de Pikermi, Grecia, una pequeña y encantadora ciudad de poco más de 7.000 habitantes.

12- Tendrás mucha más energía en la línea de meta de una media maratón que en la de una maratón completa, por lo que podrás poner tu mejor cara para la gran foto.

13- Es una distancia digna de presumir. La gente se entera de que has corrido 21 kilómetros y queda muy impresionada.

Via: Runner's World US