Medvedev no está conforme con su nivel tras la victoria en segunda ronda

·2 min de lectura

A pesar de haber resuelto su segundo partido en el US Open con un nuevo triunfo en sets corridos, Daniil Medvedev hizo autocrítica al mencionar que no se sintió contento con su nivel. Asimismo, reconoció que le costó jugar en la sesión nocturna, durante su partido del miércoles en el que derrotó por 6-2, 7-5 y 6-3 al francés Arthur Rinderknech (58º).

"En realidad, no estoy muy contento con mi nivel, aunque sé que a veces es muy difícil jugar aquí de noche. Llevaba todo el día esperando, normalmente no me gusta este turno, pero al principio puede ser complicado, aunque pienso que fue mucho más difícil para él", admitió el Nº 1 del mundo en la conferencia de prensa posterior al juego.

El ruso dominó con 8 aces, un 76% de los puntos ganados con su primer saque, y cometió un número bajo de errores no forzados (20) frente a 50 de su rival. Es por ello que, a pesar de haber cerrado abajo en materia de winners (34 vs. 36 del galo) fue capaz de sacar el encuentro adelante y liquidarlo en 2 horas y 11 minutos.

La experiencia del campeón defensor, en este sentido, pesó en este cruce disputado en el Arthur Ashe Stadium y asimismo lo entendió el propio jugador. "Tengo bastante experiencia con esto, ya pasé varias veces por ahí, mientras que para él fue la primera o segunda vez. En general, estoy contento con el nivel del tercer set, lo cual es genial. Al final del partido fui mejorando, aunque ya era bastante tarde", analizó el jugador que ahora tendrá en la tercera ronda al chino Yibing Wu (174º).

Por otro lado, el de Moscú comparó lo sucedido en la edición de 2021 con la actual. "Las sensaciones son muy parecidas, el año pasado jugué mi primer partido ante Richard (Gasquet), empezamos a las 23:00 (horas) después de un Murray-Tsitsipas que prolongó la jornada. Fue un partido bastante decente, lo cual me hizo sentir genial. El segundo lo jugué con el techo cerrado, pero jugué bien", recordó.

Y en la misma línea, Medvedev reflexionó: "Estos dos partidos no los sentí tan buenos como esos dos del año pasado, pero también sé que he jugado muchos Grand Slams y que esto no es lo más importante. Lo más importante es ganar, permanecer en el torneo, tratar de llegar lo más lejos posible e ir subiendo el nivel cuando tus rivales se vuelvan más fuertes".

Por último, el ruso prefirió quitarse presión por ser el máximo favorito. "No quiero presionar a nadie, pero creo que Rafa también es un gran favorito. De hecho, me ganó a mí la última vez que jugó aquí. Este año ha ganado dos Grand Slams... Estoy feliz de que mi nombre esté entre las opciones, eso es genial, significa que juego un buen tenis. Estar entre los favoritos me da más motivación para intentar hacerlo bien", sentenció.

Foto: Getty Images