El secreto que Sophie tendrá que utilizar para sustituir a Meghan

Yahoo Vida y Estilo

“A Rey muerto, rey puesto”, dice el refrán. Así Meghan Markle ha sido remplazada por Sophie Wessex, como de un plumazo. Y, ahora, su sustituta tendrá, seguramente, que utilizar un poderoso secreto para ocupar el lugar de Meghan. La Reina Isabel II se dio prisa, o mucha prisa, en elegir un recambio para la esposa del príncipe Harry. En la Corona británica no se andan con medias tintas: o estás a todo o no estás a nada. Meghan Markle se largó a Canadá y en Londres ya están cerrando los nuevos compromisos oficiales de su sustituta. Se fue la duquesa y llegó la condesa. Pero, ¿cómo es la sustituta de Meghan, la condesa de Wessex? Y sobre todo, ¿cuál es su poderoso secreto?, ¿tendrá Sophie que utilizar ese secreto para sustituir a Meghan?

LONDON, ENGLAND - NOVEMBER 10: Sophie, Countess of Wessex and Meghan, Duchess of Sussex attends the annual Remembrance Sunday memorial at The Cenotaph on November 10, 2019 in London, England. (Photo by Chris Jackson/Getty Images)
LONDON, ENGLAND - NOVEMBER 10: Sophie, Countess of Wessex and Meghan, Duchess of Sussex attends the annual Remembrance Sunday memorial at The Cenotaph on November 10, 2019 in London, England. (Photo by Chris Jackson/Getty Images)

Sophie de Wessex será a partir de ahora quien asuma los compromisos oficiales que estaban reservados para Meghan Markle. Para conocerla empecemos por el principio: Sophie de Wessex nació como Sophie Helen Rhys-Jones en Oxford el 20 de enero de 1965, luego tiene 55 espléndidos años, casi recién cumplidos. No era de familia aristocrática en absoluto, pues su padre era vendedor de automóviles y su madre trabajaba como secretaria. Sophie se trasladó, junto a su padres y su hermano, a Kent donde estudió secretariado y Relaciones Públicas. Como joven despierta que era, enseguida empezó a trabajar y se colocó en varias agencias de Relaciones Públicas. Más adelante, fundó su propia agencia de RR.PP. Pero, en 1993 Sophie conoció al príncipe Edward, el hijo menor de la Reina Isabel II y Felipe de Edimburgo. Dicen que fue “amor a primera vista”, aunque mantuvieron una larga relación antes de casarse. El 19 de junio de 1999, tras seis años de noviazgo, Sophie se casó con el príncipe y se convirtió en su Alteza Real la condesa de Wessex. Además, la Reina Isabel II quiso tener un gesto cariñoso hacia Sophie y también les otorgó a los novios el título de vizcondes de Severn, en honor a los orígenes galeses de la madre de Sophie. Sophie gustó a Isabel II nada más conocerla. Desde el primer momento, Sophie demostró siempre una gran sencillez y prudencia. Sophie convenció al príncipe Edward para que su boda tuviera lugar en la Capilla de san Jorge del Castillo de Windsor, en lugar de elegir la Catedral de San Pablo o en la Abadía de Westminster, lugares de tradición para las bodas de la realeza y que tienen mucho más brillo y ostentación. La condesa de Wessex fue ganándose el cariño de los ciudadanos por su amabilidad y su naturalidad, pero siempre manteniendo un perfil de bajo protagonismo. Pero, en 2001 saltó el escándalo.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio
The Countess of Wessex visits the Russell Technical Secondary School, Russell, Sierra Leone, on the second day of her visit to Sierra Leone. PA Photo. Picture date: Thursday January 23, 2020. The Countess is undertaking a programme of engagements in the nation's capital, Freetown. Photo credit should read: Jonathan Brady/PA Wire (Photo by Jonathan Brady/PA Images via Getty Images)
The Countess of Wessex visits the Russell Technical Secondary School, Russell, Sierra Leone, on the second day of her visit to Sierra Leone. PA Photo. Picture date: Thursday January 23, 2020. The Countess is undertaking a programme of engagements in the nation's capital, Freetown. Photo credit should read: Jonathan Brady/PA Wire (Photo by Jonathan Brady/PA Images via Getty Images)

Y es que parece que nadie, o casi nadie, en la Familia Real británica acaba librándose de protagonizar algún alboroto en su biografía. Así le pasó hasta a la cauta Sophie. La condesa era conocida, sobre todo, por sus actos de patronazgo benéficos, pero todo cambió de la noche a la mañana. El asunto que puso patas arriba la vida de Sophie, y también de su amado príncipe Edward, fue que un tabloide británico publicó una conversación que la condesa de Wessex había mantenido con un reportero disfrazado de jeque árabe. Al parecer, la confiada Sophie  hizo algunos comentarios muy poco favorecedores sobre el matrimonio Blair y sobre algunos miembros de la Familia Real británica. Los condes de Wessex se vieron entonces en el ojo del huracán mediático. Su prestigio cayó en picado. Su fama se multiplicó, pero como mala fama. Sophie de Wessex pasó de pronto de ser una cauta y amable condesa a convertirse en casi  “un enemigo” de la monarquía y el ejecutivo británico.

LONDON, ENGLAND - NOVEMBER 09: Queen Elizabeth II (R), with (L-R) Prince Edward, Earl of Wessex, Prince William, Duke of Cambridge, Sophie, Countess of Wessex attend the annual Royal British Legion Festival of Remembrance at the Royal Albert Hall on November 09, 2019 in London, England. (Photo by Chris Jackson/- WPA Pool/Getty Images)
LONDON, ENGLAND - NOVEMBER 09: Queen Elizabeth II (R), with (L-R) Prince Edward, Earl of Wessex, Prince William, Duke of Cambridge, Sophie, Countess of Wessex attend the annual Royal British Legion Festival of Remembrance at the Royal Albert Hall on November 09, 2019 in London, England. (Photo by Chris Jackson/- WPA Pool/Getty Images)

El escándalo estaba servido. Para cualquier otro miembro de la Familia Real británica, seguramente, el altercado habría arruinado para siempre su reputación. Sin embargo, y no es fácil saber el porqué exactamente, Sophie levantó muy rápidamente su crédito ante los ciudadanos y ante la Reina Isabel II. Se diría que la condesa de Wessex se libró de la negativa reputación en un santiamén. Su prestigio se restableció milagrosamente de manera acelerada. En pocos meses era como si nada hubiera ocurrido. Los condes eran de nuevo queridos y admirados. Los que conocen a Sophie aseguran que aquella insólita, por veloz, recuperación del respeto se debió a la moderación con la que Sophie se enfrentó al problema. El secreto de Sophie es siempre la moderación, aseguran sus allegados.

The Countess of Wessex joins students underneath a tree in the school yard to observe a a life skills lesson which introduces students to the topic of sexual and gender based violence at the Russell Technical Secondary School, Russell, Sierra Leone, on the second day of her visit to Sierra Leone. (Photo by Jonathan Brady/PA Images via Getty Images)
The Countess of Wessex joins students underneath a tree in the school yard to observe a a life skills lesson which introduces students to the topic of sexual and gender based violence at the Russell Technical Secondary School, Russell, Sierra Leone, on the second day of her visit to Sierra Leone. (Photo by Jonathan Brady/PA Images via Getty Images)

Ganado el pulso al escándalo, en 2003  Sophie dio a luz a su primogénita, Lady Luisa Windsor. El parto se complicó y tanto la madre como la hija corrieron peligro de muerte. Si ya entonces la imagen pública de la condesa de Wessex estaba recuperada para la opinión pública, tras el episodio del arriesgado parto, todos los ciudadanos británicos volvieron a “amar” a Sophie. Cuatro años más tarde, en 2007, nacería su segundo hijo, el vizconde Severn. Desde entonces, y hasta ahora, Sophie se ha ocupado de su familia y de los innumerables actos benéficos a los que contribuye, pero siempre en “voz baja”, con moderación, ocupando un discreto papel. Pero, ahora su nuevo lugar protagonista como la sustituta de Meghan Markle le va a llevar al estrellato monárquico, sin remedio. Veremos cómo lo lleva la prudente Sophie. Probablemente le será muy útil utilizar su secreto, le será muy eficaz tirar de moderación. De momento, sabemos un dato positivo, y nada desdeñable, pues parece que la esposa del príncipe Edward se lleva muy bien con Kate Middleton. Eso y que siempre ha sido muy querida por la Reina Isabel II, quien precisamente admira mucho en Sophie su característica prudencia. Estaremos atentos a ver qué tal se desenvuelve la dulce Sophie en su nuevo papel.

 

 

Otras historias