Así es el menú elaborado para la selección española en el Mundial de Qatar

Luis Enrique junto a su plantilla en la concentración del Mundial de Qatar.
Luis Enrique junto a su plantilla en la concentración del Mundial de Qatar.

Luis Enrique junto a su plantilla en la concentración del Mundial de Qatar.

La selección española llegó este viernes a Qatar y espera estar concentrada en el Qatar University, lujoso hogar en el que está concentrada la plantilla de Luis Enrique, hasta, al menos, el próximo 18 de diciembre, día de la final.

España se estrena en la cita mundialista este miércoles ante Costa Rica y lo hará con la mente puesta en lograr el pase a los octavos de final, tras unos días de mucho entrenamiento y alguna que otra sorpresa, como la del técnico español haciéndose streamer.

Luis Enrique sorprendió a todos este martes al contar que había cenado tres huevos cocidos y tres fritos. Además de judías verdes, zanahoria, boniato, un yogur y una excepción, se ha tomado una cerveza junto a su staff.

El técnico justificó la razón por la que se comió seis huevos. “Es uno de los alimentos con más nutrientes de largo y si te aseguras de que sean huevos de corral... aquí no lo sé. Espero que aquí haya gallinas pastando, no lo sé. En el desierto no creo que haya muchas gallinas pero bueno”, señaló.

El menú de la selección

La selección española no ha viajado sola a la concentración de Qatar y, durante su estancia, cuenta con su equipo especializado en nutrición que diseña los menús diarios con los que los futbolistas se alimentan.

Los expertos planean tres zonas en las que ofrecen, por un lado, alimentos ricos en hidratos de carbono, arroces integrales, quinoa, legumbres. También ofertan una segunda elección compuesta por verduras y frutas, para hacer ensaladas y demás. Y, por último, una zona más proteica en la que se puede incluir desde salmón o atún, hasta tofu, quesos y huevos duros.

Según detalló hace unos años, la nutricionista de la selección Toscana Viar, “los menús los empezamos a elaborar cuando tenemos el calendario para toda la concentración”.

“Intentamos ajustar el menú a los planes de viaje, porque varían en función de los días de partido y si vamos a estar en un país u otro, para poder adaptar lo que pongamos a lo que vayamos a encontrar en los sitios en los que viajamos”, explicó.

La idea principal, según expresa Viar, es que los jugadores coman “ensaladas variadas” y que “no se aburran de comer”. “Los días de partido siempre nos aseguramos de que haya una comida de fácil digestión, un aporte de proteína suficiente. El justo para ayudarles a protegerse del esfuerzo al que someterán a los músculos. El día de partido es el día en el que menos varía el menú”, justificó.

Un complemento más que necesario para asegurarse de que los futbolistas han recibido el alimento necesario para poder rendir al 100% sobre el terreno de juego.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR