El escándalo en Alemania que amenaza el final de Merkel

Javier Taeño
·5 min de lectura

Alemania, habitual paradigma de estabilidad en el continente europeo, está viviendo un 2021 muy movido. A las críticas al Gobierno por la lentitud en la vacunación y a las dificultades derivadas de la pandemia se une ahora un escándalo de corrupción que golpea de lleno al partido de Merkel: la coalición entre CDU y CSU que lleva gobernando el país desde el año 2005. 

Esta polémica además viene en el peor momento, apenas unos días antes de la celebración de elecciones estatales en Baden-Württemberg y en Renania-Palatinado y a solo seis meses de los comicios federales en los que la actual canciller desaparecerá del primer plano político.

El escándalo de corrupción en la CDU/CSU amenaza el futuro de ambas formaciones. (Photo by MARKUS SCHREIBER/POOL/AFP via Getty Images)
El escándalo de corrupción en la CDU/CSU amenaza el futuro de ambas formaciones. (Photo by MARKUS SCHREIBER/POOL/AFP via Getty Images)

Los miembros del Bundestag (Parlamento alemán) Nikolas Löbel (CDU) y Georg Nüsslein (CSU) han dimitido de ambas formaciones tras conocerse que recibieron comisiones ilícitas de seis cifras por recomendar fabricantes de mascarillas al gobierno federal, así como por intermediar entre negocios de empresas para la adquisición de este producto.

Cabe recordar que al comienzo de la pandemia de coronavirus en Europa hubo una gran escasez de mascarillas en el continente, lo que hizo que los precios subieran rápidamente. Estos dos parlamentarios haciendo uso de su posición privilegiada se beneficiaron de la coyuntura.

En el caso de Löbel se sospecha que recibió hasta 250.000 euros en comisiones ilícitas, lo que ha hecho que dimita tanto de sus cargos en la CDU como en el Parlamento alemán. Más controversia hay con Nüsslein que sí que ha renunciado a la CSU, pero ha decidido mantener su escaño en la Cámara como independiente, algo que ha indignado a sus antiguos compañeros.

Y es que este escándalo en la casi siempre formal Alemania llega en un momento muy delicado para ambos partidos y puede tener un efecto muy importante en las elecciones estatales. Las encuestas en Baden-Württemberg ya pronostican una sólida victoria de Los Verdes, que pasarían de un 30,6% de los votos en 2016 a un 35% en 2021, y una caída de la CDU/CSU del 27% al 24%.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Tampoco le iría muy bien en Renania-Palatinado, ya que en esta región quien triunfaría serían los socialdemócratas. Estos se impondrían con el 30% de los votos frente al 28% de los conservadores. Cabe señalar que pese a que los socialistas fueron los más votados en 2016, en los dos últimos años la CDU/CSU ha estado siempre por delante en las encuestas hasta finales de febrero de 2021. 

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Así que los problemas internos con el coronavirus, el desgaste del Gobierno central y esta polémica pueden provocar dos derrotas consecutivas en estos comicios que tendrán lugar el 14 de marzo.

Las federales como telón de fondo

Más preocupación hay de cara a las elecciones federales que se celebrarán en septiembre, las primeras sin Merkel en los últimos 15 años. Ambas formaciones pueden acusar el desgaste y salir derrotadas, especialmente sin la presencia de su carismática lideresa. 

De momento, los sondeos muestran el poco entusiasmo que recibe su sucesor, Armin Laschet. De hecho, solo un 12% de los encuestados consideran que el recién elegido líder de la CDU deba convertirse en el candidato conservador de cara a las elecciones. Más respaldo, un 43%, recibe Markus Söder, presidente de la CSU y ministro presidente de Baviera. Muy por detrás se encuentra Jens Spahn, con un 8,7%.

Entre Laschet y Söder está el liderazgo de la coalición CDU/CSU. (Photo by FEDERICO GAMBARINI/POOL/AFP via Getty Images)
Entre Laschet y Söder está el liderazgo de la coalición CDU/CSU. (Photo by FEDERICO GAMBARINI/POOL/AFP via Getty Images)

 Cualquiera de los tres que finalmente termine liderando a la coalición deberá enfrentarse a la alargada sombra de Merkel, una política muy popular tanto en el país como en el continente, además de al coronavirus y a la fatiga por más de una décadas de ambas formaciones en el Gobierno.

Las encuestas de momento sí que muestran ventaja sobre los perseguidores, pero también una posibilidad peligrosa. De celebrarse las elecciones ahora, la coalición conservadora lograría un 33% de los votos, pero la suma de verdes y socialdemócratas quedaría por encima (18% y 16% respectivamente para un 34% en total). Cabe señalar el ascenso de los Verdes, que pasarían de un 8,9% a doblar sus números y convertirse en alternativa de Gobierno.

Todavía faltan varios meses y se supone que el escenario de la pandemia irá mejorando a medida que avanza la vacunación. Está por ver si en septiembre la CDU/CSU es capaz de mantener su base, que les ha llevado a gobernar la última década, o si se abren paso las alternativas, ya con Merkel fuera del tablero político.

EN VÍDEO I Los caprichos lujosos de una joven delatan a su padre, un funcionario corrupto colombiano

Más historias que te pueden interesar: