Messi, una celebración que escuece

En el Camp Nou han desfilado una gran cantidad de jugadores, muchos de ellos extranjeros, que han triunfado vistiendo de azulgrana.

"He visto mucho fútbol y puedo asegurar que Leo Messi es el mejor jugador de la historia" sentenció Luis Enrique Martínez después de que el rosarino pusiera patas arriba la Liga marcando el gol de la victoria en el Santiago Bernabéu en el último minuto. Un tanto que puede haberle hecho recuperar el campeonato, en manos del Real Madrid desde hace semanas. De ahí que Messi, ejerciendo de auténtico azote del cuadro blanco, dejara una postal para la posteridad.

Su gesto recuerda al de Raúl González, cuando mandó callar al Camp Nou en el Clásico de 1999. Sin embargo el de Messi toma incluso una relevancia mayor, al ser  el gol con el que alcanzó los quinientos, una cifra que el antiguo capitán blanco ni siquiera llegó a soñar.

Messi, consciente de haberle dado su propia medicina al Real Madrid ganando el partido 'in extremis', consiguió con su celebración que el recuerdo sea ya algo inmortal, algo que permanecerá en la retina de los aficionados blancos que llevan sufriendo su talento desde hace más de una década. Y que siempre hará sonreír a los del Barcelona.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines