Messi no para de demostrar que es el mejor futbolista del universo

·2 min de lectura

Lo logró. El mejor futbolista de la historia ha conseguido un título importante con su selección. Lo que parecía imposible ha vuelto a ser posible de la mano del de siempre, del mejor. Argentina consiguió ayer vencer a Brasil en Maracaná (más morbo es imposible) después de una final trabada, con poco fútbol vistoso, pero que sin duda dominó de cabo a rabo la albiceleste.

Messi no solo se ha conformado con ganar por fin la Copa América, si no que ha sido designado mejor jugador del torneo, máximo goleador y máximo asistente. El MVP de la final se lo “robó” su compañero y amigo Angel Di María.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Este importante torneo acerca ostensiblemente a Messi a su séptimo Balón de Oro. La injusticia de este premio es palpable por el simple hecho de que Leo solo tiene seis cuando lleva siendo el mejor durante 15 temporadas, pero cuando pasen los años y echemos la vista atrás apreciaremos la grandeza de sus logros.

El de Rosario ha hecho vibrar a todo su país durante un torneo épico en el que Argentina se ha mostrado de principio a fin como la selección más firme. Arropado en sus jugadas por un increíble Rodrigo de Paul y protegido en la retaguardia por un Emiliano Martinez que se ha ganado un hueco en el corazón de todos los amantes de este deporte. La historia de superación del arquero argentino es otro de los motivos por los que esta victoria de Argentina es especial.

“Sos un pecho frío” quedará para la historia como una de las formas más inútiles de desacreditar la evidencia. Han intentado tirarle, destruirle, acabar de una vez por todas con su reinado, pero no lo han conseguido. Su talento está por encima de todo lo demás.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

A los que llevamos toda la vida enamorados de este deporte nos fue suficiente con ver su sonrisa una vez el árbitro señaló el pitido final. Su mueca de alegría levantando la copa, y sobre todo ese abrazo interminable con su compañero, amigo y hermano Neymar.

La cuenta está en 28.

Argentina se proclama campeona de la Copa América.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente