Messi, más lejos que nunca del gol en los Clásicos

El rosarino suma por primera vez cuatro choques consecutivos frente al Real Madrid sin intervenir en ningún tanto.
El rosarino suma por primera vez cuatro choques consecutivos frente al Real Madrid sin intervenir en ningún tanto.


EDITORIAL

No fue un gran Clásico ni para el Barcelona ni para Leo Messi, más allá del resultado. Es obvio que un empate en el Camp Nou nunca se puede dar por bueno pero, vistas las circunstancias, ver que el dominio del Real Madrid no se tradujo en gol alguno y que las cosas siguen igual en lo alto de la clasificación -eso es, con ambos equipos compartiendo la primera posición de la tabla- se puede hasta dar por válido. De hecho son ya cinco visitas de Zinedine Zidane al Camp Nou y no ha perdido nunca. Es decir, el empate es hasta habitual. Lo que no lo es tanto es que Messi no participara en ningún gol, igual que no lo había hecho en los tres Clásicos anteriores.

Nunca el rosarino había jugado cuatro partidos consecutivos frente al eterno rival sin participar en un gol, fuera como autor o como asistente. Su última intervención directa en un gol al Real Madrid se remonta al 6 de mayo de 2018, cuando vio puerta en el empate 2 en el Camp Nou. En los tres que disputó la temporada pasada ni marcó ni asistió, si bien el Barcelona ganó dos veces en el Santiago Bernabéu y empató otra en el Camp Nou, sin olvidar que el cuadro azulgrana goleó al Real Madrid mientras estuvo lesionado.

Que el Barcelona sea capaz de conseguir tamaño rendimiento ante el Real Madrid sin la participación estelar de Messi solo se puede interpretar como una buena noticia aun sabiendo que, de haber firmado algún gol ayer en el Camp Nou, Messi le habría podido hacer mucho daño al eterno rival en el aspecto moral pero se vio forzado a apoyar la salida del balón de su equipo ante la fuerte presión blanca. Es algo que se va a volver a repetir e igual que el Barcelona se ha mostrado solvente sin Messi no puede cometer el error de perder su influencia en las zonas donde es más decisivo por mucho que la estadística diga que va a salirse en el próximo Clásico.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Otras historias