¿Tuvo que ser Messi expulsado? El argentino perdió los nervios y empujó a Diego Carlos, pero no vio ni la tarjeta amarilla

Goal.com

No es habitual que Lionel Messi reaccione como lo hizo sobre el final del primer tiempo del partido ante el Sevilla, por la Jornada 30 de LaLiga. El internacional argentino se salvó de la tarjeta tras empujar a Diego Carlos en el encuentro disputado en el Sánchez Pizjuán, donde rojiblancos y azulgranas empataron sin goles al cierre de los primeros 45 minutos. 

Sobre el final de la primera parte, y tras una falta de Koundé sobre el uruguayo Luis Suárez, el delantero argentino del Barcelona tuvo una enganchada con el jugador del Sevilla Diego Carlos, que cayó inmediatamente al césped nada más ser conectado por el seis veces ganador del Balón de Oro, cuya víctima favorita es precisamente el conjunto de Nervión. Enseguida hubo un rifi-rafe generalizado que no tuvo mayores consecuencias.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Hay que recordar que por una acción similar ante Gary Medel, e incluso menos violenta que la de este viernes, Messi vio la tarjeta roja en el partido por el tercer puesto disputado ante Chile en la última Copa América desarrollada en Brasil en 2019.

Pese a la inusual y llamativa reacción de Messi, José Luis González González, del colegio castellano-leonés encargado de dirigir el Sevilla-Barça, no ha sacado ni siquiera tarjeta amarilla al delantero de 32 años. Cabe señalar que tampoco ha actuado el VAR para sancionar al futbolista sudamericano, ya que Ricardo de Burgos Bengoetxea, colegiado del comité vasco y encargado de impartir justicia desde la sala VOR, no lo consideró necesario. 

En ‘El chiringuito’ captaron el momento previo al enganchón entre ambos jugadores, una imagen en la que se ve al central del Sevilla clavarle los tacos a una altura peligrosa.

En redes sociales, la jugada fue bastante comentada. Como era de esperarse, muchos sevillistas se quejaron de que Messi no viera ni siquiera la tarjeta amarilla. El ex árbitro Andújar Olíver, sin embargo, opinó desde su lugar en Radio Marca que la acción era de "amarilla como mucho". "Messi no debe empujar a Diego Carlos y el jugador del Sevilla no debe exagerar la acción", añadió. 

Cabe señalar que el Sevilla es el rival preferido de Messi, que le ha hecho un total de 37 goles al cuadro hispalense. Precisamente ‘La Pulga’ podría llegar pronto a las 700 dianas totales en su carrera como futbolista profesional, entre los que suma con el Barcelona y los que ha firmado con la Selección argentina. Messi rozó ese histórico tanto con dos faltas que fueron bien respondidas por futbolistas del Sevilla: primero por el propio Koundé, que salvó bajo palos de cabeza; y más tarde por Vaclik, portero local, que se estiró para evitar el tanto del barcelonista.


Más historias que te pueden interesar:

Otras historias