Miami Heat brilló en su visita a Phoenix y logró un contundente triunfo

Miami Heat se presentó diezmado en figuras en el Footprint Center y con un peso de un total de 12 bajas por lesión. Sin embargo, eso no fue un obstáculo para dar una clase de firmeza frente a Phoenix Suns , al que le propinó un fuerte golpe con una victoria 123-100.

La figura del partido y conductor hacia la conquista fue Tyler Herro. El escolta, de 21 años, tomó la posta ante la ausencia de los jugadores rutilantes y aportó 33 puntos. Detrás, pero no muy lejos, apareció Duncan Robinson con 27, mientras que Kyle Lowry dio un doble-doble con 14 unidades y 13 asistencias.

Del lado del local, Devin Booker lideró con un aporte de 26 anotaciones, seguido de Mikal Bridges con 20 y Cameron Johnson con un registro de 15.

En los primeros minutos, el encuentro se dio de ida y vuelta, lo que así reflejó el marcador. Los dueños de casa hicieron fuerza hasta donde pudieron con un Booker que cerró el cuarto inicial con 13 puntos, pero la visita encontró las formas para destrabar la paridad y ponerse 33-29 arriba.

Al segundo parcial, la historia fue distinta. Los Suns cayeron considerablemente su nivel, lo que aprovechó la franquicia de Florida para alcanzar una ventaja de 21 puntos (71-50) y también un despierto Herro, que aportó 15.

Tal distancia en el tanteador fue un rival más para Phoenix y al que tampoco pudo sobrepasar. En tanto, el Heat llegó a tocar un pico de 27 unidades de diferencia y, ya imposible de detener, se destinó a mantenerse alejado en el resultado para abrochar el sólido éxito.

Para el elenco de Miami, este triunfo significó el segundo al hilo en la Conferencia Este, en la que se ubica en el tercer lugar con un récord de 25 partidos ganados y 15 perdidos. Por su parte, el cuadro de Monty Williams terminó su racha de tres victorias en final y, si bien está líder en la Oeste, lo hace con lo justo y con una marca 30-9.

Foto: Soobum Im/Getty Images