Miguel Ángel López renace en la Ludwigstrabe: oro europeo en 35km marcha

·2 min de lectura
Photo credit: Jan Hetfleisch - Getty Images
Photo credit: Jan Hetfleisch - Getty Images

MÚNICH (ALEMANIA). Miguel Ángel López renació a lo grande en la Ludwigstraße de Múnich, donde este martes se convirtió en el primer campeón de Europa de la historia los 35km marcha, volviendo a reinar en la marcha continental ocho años después de ganar los 20km en Zúrich 2014, un año antes de alcanzar el oro mundial en Pekín en esa distancia. El murciano de 34 años llevaba un lustro en la sombra, sin igualar tan brillantes resultados. La nueva distancia, tan parecida a la que le dio la gloria pero algo más lenta y perfecta para su pérdida de explosividad, se le ajusta como un guante. Ganó con 2h26:59 y una ventaja de 2:41 minutos sobre el segundo, el alemán Christopher Linke, otro que viene de los 20.

López, que venía de batir el récord nacional (2h25:58) pero solo llegar 10º en el Mundial de Eugene, atacó en el kilómetro 7 y no paró hasta la meta. Era su estrategia ante un rival tan temible como el sueco Perseus Karlstrom, doble bronce mundial en 20 y 35km marcha hace unas semanas, al que ya sacaba medio minuto en el kilómetro 12, uno en el 17, minuto y medio en el 32 y dos minutos en el 22, cuando el nórdico de origen mexicano se hundió definitivamente.

Por detrás, la situación la pudo aprovechar Manuel Bermúdez, que estuvo en la pelea por las medallas hasta el último tramo, aunque terminó cediendo ante el italiano Matteo Giupponi. Como en el Mundial de Eugene, el ibicenco Marc Tur fue descalificado por cuatro infracciones al doblar la rodilla pasado el kilómetro 20. Un verano negro para él, que no se termina de adaptar a la rapidez de la distancia.

La marcha vuelve a dar oros al atletismo español después de que Álvaro Martín y María Pérez ganaran los 20km en Berlín 2018.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)