Miguel Ángel Lotina no consigue levantar su reputación de gafe ni en Japón

·4 min de lectura
Miguel Ángel Lotina dirigiendo al Vissel Kobe japonés, club que le ha destituido. (Foto Masashi Hara / Getty Images).
Miguel Ángel Lotina dirigiendo al Vissel Kobe japonés, club que le ha destituido. (Foto Masashi Hara / Getty Images).

Aunque fue el artífice de llevar al Numancia a los cuartos de la Copa del Rey cuando estaba en Segunda B o de ascenderlo a Primera, casi todos los aficionados recuerdan a Miguel Ángel Lotina por sus numerosos descensos, que le hicieron ganarse la fama de gafe. Hace ya una década que el técnico vasco decidió dejar de entrenar en España y actualmente estaba en el Vissel Kobe japonés, el club en el que juega Andrés Iniesta, del que ha sido cesado tras ganar apenas dos partidos en nueve jornadas. Lo deja último de la J-League.

Lo cierto es que cuando Lotina llegó en abril al Vissel Kobe, equipo en el que también juegan Bojan Krkic y Sergi Samper, ya era colista de la liga japonesa, pero el español no ha conseguido enderezar el rumbo logrando un pobre bagaje de dos triunfos, un empate y seis derrotas. Lo deja a seis puntos del puesto de promoción cuando queda media campaña por disputarse. La temporada pasada el club finalizó tercero.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Tras su carrera como futbolista en la que se convirtió en un ídolo del Logroñés, Lotina comenzó su carrera en los banquillos precisamente en el club riojano, pero después pasó al Numancia, club con el que, como decíamos, alcanzó los cuartos de Copa en el 96, donde fue eliminado por el Barcelona de Johan Cruyff.

Regresó al Logroñés en la temporada 1996-97 para tener su primera experiencia en la máxima categoría, pero fue cesado tras solo 10 jornadas. Al año siguiente también le echaron del Badajoz en Segunda, pero después encadenó dos ascensos consecutivos con el Numancia y el Osasuna. Su siguiente equipo fue el Celta, al que clasificó para la Champions League en la campaña 2002-03, aunque a la siguiente le destituyeron. Más tarde firmó con el Espanyol, club con el que consiguió la Copa del Rey en 2006.

Lotina celebrando su victoria en la Copa del Rey de 2006 con el Espanyol. (Foto: Felix Ordonez / Reuters).
Lotina celebrando su victoria en la Copa del Rey de 2006 con el Espanyol. (Foto: Felix Ordonez / Reuters).

Sin embargo, pocos se acuerdan de aquellos éxitos. Y es que a partir de la temporada 2006-07 comenzó su mal fario. En 2007 bajó con la Real Sociedad, que llevaba 40 años en Primera, en 2011 con el Deportivo de la Coruña tras cuatro temporadas dirigiéndolo y al año siguiente con el Villarreal, club que le fichó a falta de dos meses para finalizar la temporada con el objetivo de mantener la categoría.

Lotina cuando dirigía al Villarreal, último equipo con el que descendió en España. (Foto: Jose Jordan / AFP / Getty Images).
Lotina cuando dirigía al Villarreal, último equipo con el que descendió en España. (Foto: Jose Jordan / AFP / Getty Images).

En aquella época Lotina fue objetivo de numerosos chistes y protagonizó un sinfín de memes. En realidad, las bromas no han parado desde entonces.

Seguramente por eso decidió tomarse un respiro y hacer las maletas para probar suerte en el extranjero. Primero firmó por el Omonia Nicosia de Chipre, donde apenas estuvo un mes. Se marchó después a Qatar, logrando el ascenso a Primera con el Al-Shahaniya. Y en noviembre de 2016 aterrizó en Japón. Allí dirigió al Tokyo Verdy, al Cerezo Osaka y al Shimizu S-Pulse antes de llegar al Vissel Kobe, donde no ha tenido demasiada suerte. Nuevamente, la mala baba de los aficionados se ha vuelto a cebar con él.

VÍDEO | Se hace viral imitando las reacciones desde el banquillo de Luis Enrique, Simeone, Zidane y otros entrenadores de fútbol

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente