Milan consiguió un sufrido triunfo ante Sampdoria y se sostiene arriba

·2 min de lectura

La defensa del título en la Serie A marcha bien para Milan, al cabo de seis fechas disputadas. Ahora, en el Estadio Luigi Ferraris, supo luchar para llevarse el triunfo por 2-1 ante Sampdoria, que le estira su invicto en la competición y lo mantiene en lo alto de la tabla.

El Rossonero empezó con todo, con Rafael Leao como fiel reflejo de esto, y no tardó en trasladarlo al tanteador. A los seis minutos, el portugués condujo por la izquierda, luego elaboró una buena jugada colectiva con Olivier Giroud y Charles De Ketelaere en el área, para que, finalmente, Junior Messias convierta el primero con un disparo raso.

Los últimos campeones pasaron por un susto, con un remate al travesaño de Filip Djuricic en el local, pero no detuvieron su rendimiento. Cerca de la media hora, su atacante luso volvió a destacarse, esta vez, con un centro elevado, el que conectó De Ketelaere. Sin embargo, el tanto no valió por un fuera de juego observado a instancias del VAR.

Al entretiempo, el Diablo se dirigió con gratas sensaciones, a partir de un aviso claro de Giroud por el segundo. Pero, posterior al descanso, la historia cambio por completo y al instante: Leao cometió una dura infracción y fue expulsado por doble amonestación.

El hombre de más motivó al Blucerchiati, que fue en busca de la igualdad. Tal empate lo alcanzó al minuto 57, gracias a Djuricic, quien recibió en el primer palo y no perdonó con su testazo, tras un centro preciso por la izquierda.

Pese a las dificultades, los dirigidos por Stefano Pioli no perdieron el orden, el que los devolvió a la ventaja, por medio de Giroud, a los 67'. Después de una revisión en el VAR, por la detección de una mano dentro del área, el delantero francés anotó con seguridad desde el punto del penal.

En el tramo final del encuentro, la visita se vio obligada a plantar un bloque bajo para sostener la ventaja y más ante la embestida de Sampdoria por la igualdad. Tras intentos peligrosos de Manolo Gabbiadini, resistió y se quedó con los tres puntos.

Con este resultado, Milan conserva su puesto entre los que se ubican arriba en el campeonato, con 14 unidades, y deberá esperar a que Atalanta (13) no festeje ante Cremonese. La jornada siguiente enfrentará a un competidor directo como Napoli. Previamente, enfrentará a Dinamo Zagreb, por la UEFA Champions League.

Foto: Getty Images