Miley y Liam: ¿quién se quedará con sus 16 animales tras el divorcio?

Yahoo Vida y Estilo

Tras anunciar su divorcio, Miley Cyrus y Liam Hemsworth tienen un gran tema pendiente: sus 16 animales a los que consideran como hijos. Por suerte, la ley de su estado, California, contempla la custodia compartida al ser los animales seres sintientes únicos y no simples propiedades.

MALIBU, CALIFORNIA - JUNE 06: Liam Hemsworth and Miley Cyrus at Saint Laurent mens spring summer 20 show on June 06, 2019 in Malibu, California. (Photo by Presley Ann/WireImage,)
MALIBU, CALIFORNIA - JUNE 06: Liam Hemsworth and Miley Cyrus at Saint Laurent mens spring summer 20 show on June 06, 2019 in Malibu, California. (Photo by Presley Ann/WireImage,)


Desplázate para ir al contenido
Anuncio

La cantante Miley Cyrus y el actor Liam Hemsworth han puesto punto y final a su matrimonio separándose tras 10 años de noviazgo y ocho meses casados, sin embargo, su amor por los animales que comparten va más allá de esta ruptura y tanto Liam como Miley quieren seguir viviendo con ellos.

Los animales de varias especies entre las que destacan los perros y gatos son hijos para la pareja y, por este motivo, los han incluido en su comunicado oficial de separación ofrecido a People: "Liam y Miley han acordado separarse. Siempre en evolución, cambiando como pareja e individuos, han decidido que esto es lo mejor mientras se enfocan en sí mismos y en sus carreras. Todavía siguen siendo padres dedicados de todos los animales que comparten, mientras toman amorosamente este tiempo aparte. Respeten su proceso y privacidad”.


Actualmente Miley está en Italia, en brazos de la blogger Kaitlynn Carter. Liam, por su parte, se refugia en Australia natal junto a su familia. Pero, ¿entonces quién está a cargo de sus 16 mascotas en California?

En Radar Online aseguran que es Miley, desde Europa, la que sigue a cargo de los animales mediante su equipo de gente de confianza. Sin embargo, el citado medio, también recoge que la custodia de los animales podría ser foco de conflicto entre la ex pareja y es que los 8 perros, 4 gatos, 2 ponis, 2 caballos y un cerdo no deberían tener que separarse dado que se han criado juntos.

La fuente de Radar Online asegura: “Miley opina que los animales son todos suyos pero Liam también adoptó a dos de esos perros y a otros junto a la cantante.” y añade: “Ella los quiere criar como hasta ahora, todos juntos, no estaría bien separarles y, en este momento, Miley está más preocupada por sus mascotas que por Liam.”

Además, el asunto no es tan sencillo dado que Hemsworth salvó a todos los animales de un incendio cuando la casa de Miley en Malibú ardió en 2018 y ella no estaba presente. Por aquel entonces la cantante afirmó “no haber querido jamás tanto a Liam hasta el momento de salvar a sus hijos”.

Legalmente la pareja vive en California y allí está fijada la residencia en la que están sus animales. La nueva ley de divorcios en dicho estado, contempla a los animales como seres sintientes de naturaleza única y no como hasta ahora, que eran simples posesiones materiales.

Es evidente que un perro, gato o cualquier animal no es igual que un coche, un piano o un armario y gracias a esta reforma de la ley que se aprobó en 2018 y ha entrado en vigor en enero de 2019, ahora los jueces están obligados a velar por el bienestar de los animales decidiendo con cuál de los miembros de la pareja vivirán mejor.

La llamada AB2274 deja muy claro que los tribunales deben ver la propiedad de una mascota de un modo completamente distinto a una propiedad sin vida. En casos de disolución matrimonial como el de Miley y Liam, son muchos los factores que hay que investigar antes de otorgar una custodia única y no compartida a un solo integrante de la pareja.

Anteriormente, la ley en California generalmente requería que los tribunales dividieran las “propiedades de la comunidad”, es decir, todo lo adquirido durante el matrimonio incluyendo a los animales a partes iguales.

Lo que hace la AB2274 es modificar el Código de Familia para incluir a los animales en el núcleo familiar y eso también da lugar, cuando se estime oportuno por parte del juez, a obtener una custodia compartida de la mascota.



Como esta nueva ley prima el bienestar del animal y exige (que no autoriza, como antes) a los tribunales tener eso en cuenta, los jueces se deben basar en quién cuida más al animal y no sólo a nombre de quién está registrado el mismo.

Por lo tanto, cuestiones como: quien le da de comer, quien le pasea en caso de que deba salir a la calle, quien le hace curas y le da medicamentos cuando enferma, quien lo lleva al veterinario, quien le compra los juguetes, la comida y le alimenta pasan a ser primordiales en estos casos.

Evidentemente, también se debe tener en cuenta si hay algún tipo de precedente de abuso doméstico o abuso contra los animales dado que se considera que la violencia interfamiliar y la violencia hacia las mascotas están intrínsecamente relacionadas.

En el caso concreto de Miley y Liam, si acaban amistosamente entiendo que ella se quedará con todos los animales porqué, como núcleo familiar que son, en su bienestar prima el no vivir el estrés de una separación entre ellos ni el de una reubicación en un entorno completamente desconocido.

Eso sí, si Miley y Liam lo acuerdan y el juez así lo estima, el tipo de custodia podría ser compartida.

Además de los 4 caballos, Miley adoptó a su chihuahua Bean siendo un bebé en 2013, luego a Emu, su pastor alemán en 2014. Ese mismo año Liam adoptó a Tani que es una cruce de pitbull a la que adora.

En 2014 también llego Bubba Sue (Pig Pig), la cerdita recientemente fallecida que fue adoptada por Miley junto a otra compañera todavía viva.

Un año después, en 2015, Liam adoptó a Dora en Los Ángeles mientras la perrita vivía en un refugio. A finales de 2015, ambos adoptaron otro pitbull llamado Milky por ser blanquito.

Ese mismo año los gatos invadieron la casa familiar y es que llegaron las dos hermanas de pelo largo, Lilo y Kiki y meses después llegó Shanti Om.

En verano de 2016 la pareja rescató a Barbie, una perra beagle salvada de un laboratorio de experimentación y también a Harlem, el último de sus gatos.

La lista es larga y es que, siendo Liam y Miley veganos y activistas antiespecistas, era de esperar que su pasión por salvar animales además de no comérselos les llevase a tener un número tan elevado de hijos de otras especies.

Para conocer la sentencia definitiva tendremos que esperar a la sentencia del juez. ¿Conseguirá Liam la custodia compartida con régimen de visitas a los animales? ¿Luchará Miley por quedárselos todos y no volver a ver a su ex? Solo espero que, pase lo que pase, sea la mejor opción para los animales que nada tienen que ver en sus idas y venidas amorosas.

Otras historias