La explicación de por qué los millennials rechazan el intercambio de regalos navideño en la oficina

Los millennials no están para nada interesados en mantener la tradicional festividad de oficina del “Santa Secreto” (intercambio navideño de regalos), según una indagación hecha por el sitio de búsqueda de empleo británico Jobsite.

Los encuestados para este análisis alegaron que la práctica, conocida también en otras latitudes como el “amigo secreto”, es bastante estresante e induce la ansiedad.

Los encuestados para este análisis alegaron que la práctica, conocida también en otras latitudes como el “Amigo secreto”, es bastante estresante e induce a la ansiedad. (Foto Getty Creative)
Los encuestados para este análisis alegaron que la práctica, conocida también en otras latitudes como el “Amigo secreto”, es bastante estresante e induce a la ansiedad. (Foto Getty Creative)
Desplázate para ir al contenido
Anuncio

De acuerdo con la doctora Ashley Weinberg, profesora de psicología de la Universidad de Salford, en Manchester, el miedo a parecer "tacaño" es lo que “hace que la tradición navideña sea estresante".

El “Secret Santa” es una habitual festividad entre compañeros de oficinas antes de salir de vacaciones navideñas, aunque también suele hacerse en otras épocas del año, ya que no se vincula estrictamente con ninguna festividad religiosa.

Esta práctica ganó auge porque los organizadores pueden limitar el presupuesto que se va a gastar en el regalo que se le debe hacer a un compañero de oficina, escogido al azar.

El estudio encontró que el 78% de los millennials sintió que contribuyeron "más de lo que deberían" en un obsequio de fiesta en la oficina. (Foto Getty Creative)
El estudio encontró que el 78% de los millennials sintió que contribuyeron "más de lo que deberían" en un obsequio de fiesta en la oficina. (Foto Getty Creative)

Nadie sabe quién es su “amigo o Santa secreto” hasta el día de la fiesta, cuando cada cual entrega su obsequio, además de muchas iniciativas que se generan en estos eventos.

De acuerdo con el estudio de Jobsite, varios de los millennials encuestados refirieron que han estado sufriendo ansiedad como resultado del “Secret Santa” en su sitio de trabajo, ya que a menudo gastan más de lo que deben por miedo a ser juzgados por su selección o por ser considerados tacaños con sus colegas.

El estudio encontró que el 78% de los millennials sintió que contribuyeron "más de lo que deberían" en un obsequio de fiesta en la oficina, en comparación con el 58% del resto de la fuerza laboral; mientras que el 26% de ese grupo etario admitió haber usado sus ahorros o tuvieron que sobrecargar sus cuentas para financiar un regalo de oficina.

Casi el 17% dijo que "se sintieron juzgados" por sus compañeros de trabajo por su elección de obsequio.

Creen además que los organizadores de estas festividades en sus oficinas no toman en cuenta sus problemas financieros a la hora de hacer estos encuentros entre colegas. (Foto Getty Creative)
Creen además que los organizadores de estas festividades en sus oficinas no toman en cuenta sus problemas financieros a la hora de hacer estos encuentros entre colegas. (Foto Getty Creative)

También expusieron que se sienten enojados con los organizadores de estas festividades en sus oficinas, ya que no toman en cuenta sus problemas financieros a la hora de hacer estos encuentros entre colegas.

Ese estado también los puede conllevar a sentir resentimiento contra sus compañeros, generar disputas y bajar la moral colectiva de su lugar de trabajo.

Según la doctora Weinberg, uno de cada tres millennials encuestado optó porque se prohíba esta práctica, porque ella considera que la presión en las redes sociales ha contribuido a la ansiedad reportada por estos eventos festivos.

“Si has crecido en un mundo donde las redes sociales están al alcance de tu mano y ese tipo de juicios sociales se están haciendo de manera bastante constante, de repente eres aún más consciente de ello de lo que otros podrían estar pensando. Naturalmente, eso se extenderá a todo tipo de áreas, particularmente algo que puede ser un tabú social cuando piensas en no dar, o cuestionar por qué la gente está dando”, aseguró Weinberg.

También el estudio reveló que no es solo el “Secret Santa” lo que pone nerviosos a los millennials. Toda socialización forzada en el lugar de trabajo tiene el mismo efecto, incluso las fiestas de cumpleaños en la oficina, aunque den pastel gratis.

El estudio reveló que no es solo el “Secret Santa” lo que pone nerviosos a los millennials.Toda socialización forzada en el lugar de trabajo tiene el mismo efecto. (Foto Getty Creative)
El estudio reveló que no es solo el “Secret Santa” lo que pone nerviosos a los millennials.Toda socialización forzada en el lugar de trabajo tiene el mismo efecto. (Foto Getty Creative)

A este grupo etario, en el que se agrupan las personas nacidas entre los años de 1980 y 2000, constantemente le preocupa ser juzgado por los demás, algo que irradia en todos los aspectos de su vida laboral, por lo que el “Secret Santa” puede que no sea la única tradición festiva que los millennials quieran borrar, de una buena vez, de la faz de la tierra.

Otras historias